Entidades de Alboraia exigen que el Marenostrum se celebre en otro lugar

Marenostrum
MARENOSTRUM
Actualizado 03/01/2017 17:15:34 CET

   VALENCIA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Varias asociaciones de vecinos, entidades sociales y partidos políticos de Alboraia (Valencia) han firmado un escrito conjunto en el que instan al Ayuntamiento de esta localidad a que deniegue el permiso de celebración del festival Marenostrum Xperience 2017 en el aparcamiento del centro comercial por ser una zona "incompatible con el derecho de descanso" y un certamen que "solo servirá para dividir al pueblo y provocar polémicas estériles".

   Las organizaciones también han solicitado una reunión con el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, para exponerle esta situación, puesto que el terreno municipal escogido como ubicación --el parking entre el Alcampo y el Leroy Merlín, en Camí Sèquia de la Mosquera-- fue propuesto por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

   En el manifiesto remitido a la Generalitat el pasado jueves 29 de diciembre, las entidades expresan su "malestar" por este emplazamiento, si bien muestran su confianza de que el Ayuntamiento de Alboraia "no autorice definitivamente su celebración", algo que exigen "a la vista de las pretensiones del equipo de gobierno municipal".

   En primer lugar, las asociaciones han insistido en que celebrar un festival de la envergadura del Marenostrum en este aparcamiento "es incompatible con el derecho al descanso de los vecinos", ante lo que han recordado el "intento fracasado" del año pasado y han señalado que la zona se encuentra "a tan solo unos centenares de metros" del núcleo de Port Saplaya donde "residen más de 3.000 personas".

   "El festival prevé dos noches seguidas de música a un volumen elevado hasta las siete de la mañana --las del fin de semana del 7 y 8 de julio-- y actividades previas del 1 al 8 de julio que provocarán una ocupación masiva de las calles y playas de Port Saplaya. Todo ello hará imposible el descanso del vecindario", han denunciado.

   También han puesto de relieve que instalar los escenarios en un parking "provocará graves problemas de accesibilidad", ante las previsiones de la organización del Marenostrum de "acoger a más de 20.000 personas por la noche" durante los macroconciertos del viernes y sábado. Al mismo tiempo, han recordado que la realización del certamen "no implica la paralización de la actividad en Alcampo y Leroy Merlín", que tendrán que "convivir con el festival".

"SOLO UNA VÍA DE EVACUACIÓN"

   En materia de seguridad, los colectivos han advertido que, actualmente, Port Saplaya "solo dispone de una vía de evacuación" situada en el puente sobre la autovía de acceso a Valencia V-21 y que ésta "se colapsa con facilidad" con "retenciones peligrosas" en los fines de semana del periodo estival.

   "Con las cifras de asistentes previstas, es incuestionable que la accesibilidad supondrá un grave problema, un peligro para todos y hará imposible el aparcamiento de los vecinos y visitantes de las playas", han agregado.

   La gran afluencia de público que espera la organización del Marenostrum también provocará, según estas entidades, "graves impactos sobre el medioambiente de Alboraia". Al respecto, han incidido en que "tal como se ha diseñado el festival, requiere de una zona de acampada y de parking", si bien ésta "solo podría situarse en entornos de huerta protegida, dominio marítimo, afección de la V-21 y en proximidad al barranco de Carraixet".

ADVIERTEN QUE PODRÍA CANCELARSE DE NUEVO

   Por todo ello, han advertido que la promotora del certamen "podría tener problemas para obtener los permisos correspondientes" y, de esta forma, "provocar una nueva cancelación". "Por mucho que pretendan acotar los espacios del festival, los asistentes tienen por costumbre entrar y salir del recinto para beber en sus coches aparcados, y otros vienen sin pagar entrada", han apuntado, para definir la situación como "muy difícil de controlar con los limitados recursos de los que dispone Alboraia".

   La veintena de asociaciones han asegurado que, en definitiva, el proyecto de la cuarta edición del Marenostrum "no cuenta con el apoyo mayoritario de los vecinos ni de los partidos municipales", aunque han reconocido y agradecido que los promotores les explicaran su diseño, si bien no han conseguido convencerlos de sus beneficios: "Como ya pasó el año pasado, se han encontrado con la oposición de las entidades vecinales y culturales y con la mayoría absoluta de los grupos municipales".

"NO QUEREMOS PONER A ALBORAIA EN EL MAPA"

   El comunicado de las entidades finaliza con la advertencia de que "insistir en la realización del Marenostrum en el parking de Alcampo solo servirá para dividir el pueblo y provocar polémicas estériles" y de que la localidad "ya tiene problemas mucho más importantes como para dedicar tantos esfuerzos a un festival que responde fundamentalmente a los intereses económicos de los promotores".

   "El equipo de gobierno tiene que comprender que los vecinos no tenemos ninguna necesidad de 'poner a Alboraia en el mapa' y que no queremos sufrir los problemas ni los gastos que provocará. "No queremos que el macrofestival condicione nuestras fiestas patronales ni este año ni los próximos y por eso instamos al Ayuntamiento a la denegación del permiso definitivo", han remachado.

RECHAZAN QUE SE PROMOCIONE EN FITUR

   Por otro lado, han reclamado a la Agencia Valenciana de Turismo que "no avale públicamente" el festival en la próxima edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que se celebra del 18 al 22 de enero en Ifema, en Madrid, algo sobre lo que han tenido "noticia directa por parte de los promotores", de acuerdo a los cuales el Marenostrum "buscaría integrarse en la marca Musix" que pretende aglutinar los principales certámenes de música que se celebran en suelo valenciano.

   "Este no es el tipo de cambio que esperábamos (de la Generalitat", han lamentado, para expresar su preocupación por el "modelo de turismo masivo" que propone y sumarse a las declaraciones de otros miembros del Consell de que "la fiesta debe ser compatible con el derecho al descanso y la protección de la huerta".

   El manifiesto fue elevado a Turismo por la Associació Cívica i Veinal de Port Saplaya en representación del resto de entidades: las asociaciones de vecinos del centro histórico, la Patacona, el Palmaret, Rei en Jaume y adyacentes; las entidades culturales Dimonis de l'Avern, Republicana 'Vents del poble', Per la cultura de les xufes 'Xufacity' y la cultural y coral de Port Saplaya; los colectivos Som Horta per L'Horta, IES Patacona, Club Náutico de Port Saplaya, 'La Fanecà' productos ecológicos y la Confederación General de Trabajadores, así como los partidos municipales Compromís, Ciudadanos, Esquerra Unida y Podemos.