Escola se encerrará en su sede "en solidaridad" con los centros afectados por la supresión de unidades en valenciano

Publicado 09/04/2014 11:50:34CET

VALENCIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Escola Valenciana llevará a cabo este jueves, a partir de las 19.00 horas en su sede de Valencia, un encierro para protestar contra la supresión de unidades educativas en valenciano a raíz del arreglo escolar del curso 2014-2015 y "en solidaridad con los más de 130 centros que se verán afectados".

Será un "acto simbólico de apoyo" a las escuelas y, por ello, "las puertas de la sede de la entidad estarán abiertas para todas aquellas personas que quieran expresar el apoyo a la escuela pública y en valenciano", ha informado el colectivo.

"Nos enorgullece el comportamiento y las acciones que están haciendo tantos y tantos padres y madres por velar por la escuela pública y en valenciano", ha agregado, en un comunicado, el presidente de la entidad cívica, Vicent Moreno.

Además, el viernes, 11 de abril, se celebrará la Trobada de Secundaria y Bachillerato de l'Alacantí y el sábado el encuentro de escuelas en valenciano de la Vall d'Albaida en Bèlgida.

En la misma línea, la organización llama a participar en las marchas por la escuela pública y en valenciano que, como miembros de la Plataforma per l'Ensenyament Públic, han organizado junto a la escuela Ciutat de Cremona de Alaquàs en València el sábado 12 de abril. Las marchas empezarán a las 17.30 horas y confluirán en la Plaza Manises a las seis de la tarde.

Por otra parte, Escola ha recordado la interposición de un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en el que pide la suspensión escolar del arreglo escolar, que podría afectar, en caso de admitirse, al proceso de admisión en 96 municipios.

Al respecto, la entidad cívica ha asegurado que piensa aportar al proceso las manifestaciones públicas de la consellera de Educación, María José Català, en las que declaró que la libertad de elección de las familias del programa lingüísticos en los que matricular a sus hijos está garantizada siempre que haya suficientes alumnos para formar un grupo y que el arreglo escolar no se hace por temas lingüísticos sino porque hay alumnado o no.

"LE PASARÁ FACTURA"

En opinión de este colectivo, Català "no escucha a las familias de los centros afectados y esto le pasará factura, tiempo al tiempo, y ella lo sabe", ha reprochado Moreno, que ha agregado: "Las familias que quieran matricular en valenciano tienen a su disposición el asesoramiento de Escola Valenciana, las que quieran matricular en castellano que se dirijan a María José Català".

Finalmente, han informado de que han presentado una instancia dirigida al secretario autonómico de Educación, Rafael Carbonell --a quien consideran "uno de los máximos responsables del ataque a la enseñanza en valenciano"-- en la que piden suspender la efectividad de la resolución del arreglo escolar para el curso que viene.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies