Especialistas de Quirón aconsejan que los niños con asignaturas suspendidas no estudien nada más terminar el curso

 

Especialistas de Quirón aconsejan que los niños con asignaturas suspendidas no estudien nada más terminar el curso

Publicado 08/07/2017 19:39:08CET

VALÈNCIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Especialistas de los hospitales Quirónsalud de València y Torrevieja (Alicante) han elaborado un decálogo para que los niños enfrenten durante el verano las asignaturas no aprobadas en el curso que acaba de concluir y han recomendado que no empiecen a estudiar nada más terminar las clases ya que debe haber unos días de desconexión y descanso.

Quirónsalud ha detallado, en un comunicado, que sus expertos han recomendado conocer las causas que han llevado al niño a no aprobar esas materias mediante entrevistas con profesores y tutores, de forma que los profesionales les muestren cuál ha sido el fallo y cómo ayudar a los pequeños.

Así, la psicóloga del centro hospitalario de Torrevieja Nuria Javaloyes ha incidido en que "lo primero que debe hacerse es analizar con los hijos los motivos del suspenso", ya que cada una de las diferentes causas "llevará consigo un afrontamiento diferente de la situación".

Javaloyes ha defendido que, después de un periodo de descanso, los niños tengan un tiempo de estudio diario, en función siempre de la edad y los suspensos, "por ejemplo, estudiar dos horas por la mañana y después, el resto del día, libre".

La especialista ha indicado que "los chicos deben tener siempre su tiempo de jugar y estar con sus amigos". "De todas formas, aunque se esté de descanso, es recomendable que todos los alumnos, tanto si aprueban como si no, hagan también tareas educativas de forma lúdica durante el verano", ha matizado.

REPETIR CURSO

Por otro lado, la coordinadora de la Unidad del Adolescente del Hospital Quirónsalud Valencia, María Luisa Mompó, ha explicado que, si los jóvenes tienen que repetir curso, los padres no lo expresen ni contemplen como un fracaso". "Muchos padres piensan que repetir es un estigma que los marcará toda su vida, y esto nunca hay que trasmitirlo", ha declarado.

"No hay que dramatizar la situación, porque en vez de solucionarla, la empeora. Debemos evitar que nuestro hijo se sienta inferior a sus compañeros. Si repite es porque no ha estudiado y esto es lo que debe entender", ha apuntado.

La doctora Mompó ha considerado que la solución es "cambiar de actitud ante los estudios". Recomienda que se enseñen técnicas y hábitos de estudio, se establezcan medidas de apoyo y refuerzo con profesores particulares, aumente la interacción con los profesores o tutores y, en el caso de los adolescentes, se les otorgaremos confianza. Asimismo, en caso de buenos resultados académicos, ha apostado por negociar con los jóvenes beneficios como salir con los amigos o el uso del móvil.

Por su parte, la psicopedagoga de la Unidad de Pediatría del Hospital Quirónsalud València, Mar García, ha propuesto, entre otras actitudes, mostrar el descontento, pero sin gritos ni enfados; evitar juzgar y usar frases descalificadoras sobre los hijos o profesores; no dramatizar la situación o definir un lugar de estudio que sea siempre en el mismo sitio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies