Alfonso Guerra no cree que PSOE y PP rompan su acuerdo

Actualizado 25/01/2006 16:27:12 CET

Los mayoritarios continuarán sus contactos hasta el lunes y la reforma llegará el día 2 a la Comisión Constitucional

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra, afirmó hoy que no cree que los dos partidos mayoritarios, el PSOE y el PP, rompan su alianza en torno a la tramitación de la reforma del estatuto valenciano, que la próxima semana empieza a debatirse en comisión.

La reforma valenciana, la primera que llegó al Congreso y que además contaba con el respaldo de los dos partidos mayoritarios, quedó en el alero la pasada semana cuando el PSPV-PSOE emplazó al PP a introducir cambios en lo relativo a la lengua y a la barrera electoral para aumentar el consenso y atraer a las minorías.

ALTERNATIVAS PENDIENTES DE RESPUESTA

Los dos partidos mayoritarios dejaron en diciembre estos dos asuntos pendientes, pues es la última reunión el PSOE propuso al PP suprimir la definición del valenciano como idioma, manteniendo así el criterio del vigente Estatuto, y presentó tres alternativas para resolver el problema de la barrera electoral exigida para obtener escaño: rebajarla del 5 al 3 por ciento, diluir la trascendencia del porcentaje diluyéndolo por circunscripciones, o bien sacarlo del Estatuto y dejarlo pendiente para una Ley Electoral de ámbito autonómico.

Según se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias, los dos partidos quedaron en estudiar estas posibilidades y se emplazaron a tomar una decisión en estos días, antes de que el Estatuto llegue a la comisión. La pasada semana, los socialistas valencianos han dado un paso más urgiendo al PP a aceptar la rebaja del umbral electoral y a reeditar la actual definición del valenciano.

Por su parte, las formaciones minoritarias valencianas con presencia en el Congreso, Izquierda Unida (IU-EUPV) y Esquerra Republicana (ERPV-ERC), que desde el principio vienen reclamando la rebaja de ese umbral electoral y la supresión del término 'idioma' para el valenciano, no han garantizado al PSOE su voto a favor de la reforma estatutaria, ni siquiera introduciéndose esos cambios.

CONTACTOS EN VALENCIA Y EN MADRID

Aprovechando la celebración de un Pleno en el Congreso, los ponentes del PSOE y del PP quedaron hoy en seguir manteniendo contactos estos días para resolver los dos temas pendientes. Las conversaciones se desarrollarán primero entre los dirigentes valencianos de ambos partidos y después negociarán los representantes del Congreso.

En ese contexto, Guerra fue preguntado hoy si teme una ruptura del acuerdo entre PSOE y PP: "No lo creo, no lo creo --dijo--. Hay algunas cuestiones que no están definitivamente abordadas porque hay otras enmiendas de otros partidos y se está intentado que algunas de éstas puedan ser recogidas pero yo no creo que eso cambie el informe de la Ponencia que sí está ya elaborado".

Todo quedará por tanto pendiente del debate del texto en la Comisión Constitucional del Congreso, que Guerra pretende fijar para el próximo 2 de febrero. Si el PP mantiene su defensa firme de la redacción acordada por las Cortes Valencianas, los socialistas deberán decidir si mantienen el pacto o votan unilateralmente las enmiendas de las minorías, un escenario extremo que podría dinamitar el acuerdo y el todo el Estatuto.