Un estudio de Fisabio pretende reducir al 80% el nivel de pesticidas en atmósfera mediante el riego localizado

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Un estudio de Fisabio pretende reducir al 80% el nivel de pesticidas en atmósfera mediante el riego localizado

Pesticidas, campo de arroz
FLICKR/GARYCYCLES8
Publicado 03/11/2016 12:33:27CET

VALENCIA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consorcio de investigadores de la Comunitat ha presentado un proyecto de investigación que pretende reducir al 80 por ciento el nivel de pesticidas en la atmósfera mediante el riego localizado. El proyecto cuenta con financiación de la Unión Europea por valor de 1.334.000 euros, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Integrado por el Área de Seguridad Alimentaria de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), la Comunidad de Regantes Canal Júcar Túria Sector II l'Alcúdia y las empresas JAP Energéticas Medioambientales SL (coordinadora del grupo) y Qualitas, Obras, Servicios e Ingeniería S.L., el proyecto del consorcio estudia "minimizar" el impacto del uso de plaguicidas en la atmósfera hasta en un 80% a través de la puesta en práctica de una nueva metodología de aplicación "menos contaminante, más respetuosa con el medio ambiente y, al mismo tiempo, más eficaz".

Hasta la fecha, ya se ha realizado la selección de los plaguicidas y las parcelas donde se realizará el estudio, así como el diseño de la red de riego y las técnicas de monitorización. "El sistema se basa en la irrigación localizada, es decir, en la aplicación del plaguicida directamente en la raíz de las plantas, reduciendo de esta manera el contenido de plaguicidas en el aire al evitar los efectos de deriva, volatilización y arrastre por el viento", ha explicado Clara Coscollá, investigadora de la Fundación Fisabio.

La Fundación Fisabio será la encargada de realizar el seguimiento y la evaluación del impacto de la nueva metodología en lo que respecta a su efecto en la salud pública y el medio ambiente. Durante la aplicación convencional, los pesticidas empleados en el campo pueden desplazarse hacia distintos compartimentos como el aire, el agua y el suelo, llegando a zonas muy alejadas del área de aplicación.

Investigadores de la Fundación Fisabio muestrearán el aire durante la aplicación de plaguicidas mediante captadores. El periodo de muestreo se realizará en primavera (durante los meses de marzo a junio) y otoño (de septiembre a noviembre) de 2017 y 2018, tanto en las parcelas de tratamiento alternativo (goteo) como en las parcelas que reciban tratamiento convencional (pulverización).

ANÁLISIS DE 79 PLAGUICIDAS

En total, se analizarán 79 plaguicidas de uso convencional en agricultura en la Comunitat Valenciana para los cultivos de cítricos, caquis y frutales de hueso. Para comparar el efecto de dichos plaguicidas en la salud pública, se han seleccionado cuatro grupos de población a quienes se tomarán muestras de orina.

Uno de los grupos de población estará formado por agricultores que realicen tratamientos de plaguicidas de manera convencional; y otro, por técnicos de mantenimiento u operadores de riego localizado. Las muestras se tomarán antes y después de cada aplicación de plaguicidas.

La nueva técnica permitiría una disminución "significativa" de la exposición de los aplicadores de plaguicidas al eliminar la pulverización y, por tanto, la exposición directa a ciertos plaguicidas.

Asimismo, el proyecto contempla la toma de muestras de orina a niños de edades comprendidas entre los 6 y los 12 años de colegios públicos urbanos, por una parte, y de colegios públicos rurales, por otra. Ello permitirá comparar la exposición a los plaguicidas entre zonas rurales y urbanas. La toma de muestras se realizará durante el periodo de aplicación que coincide con el periodo escolar, previsto para el mes de mayo de 2017.

La Unión Europea ha apoyado esta iniciativa a través de la concesión de un proyecto LIFE, que tendrá una duración de tres años, y ha valorado el hecho de que esta metodología desarrollada en la Comunitat pueda ser aplicable al resto de países del continente, "contribuyendo al desarrollo sostenible y al logro de los objetivos y metas de la Estrategia Europa 2020, y de las estrategias y planes pertinentes de la Unión en materia de medio ambiente y clima".

Al acto de presentación del proyecto han asistido la directora general de Salud Pública, Ana María García; María Teresa Cháfer, directora general de Desarrollo Rural y Política Agraria común; Roger Llanes, director general de Agricultura, Ganadería y Pesca; Vicent Yusà, subdirector general de Seguridad Alimentaria y Laboratorios de Salud Pública y José Antonio Manrique, director gerente de la Fundación Fisabio y María Dolores Corvinos (JAP Energéticas).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies