Exdirectores del IVF defienden que la ampliación de Feria Valencia se hizo con garantías y "dentro de la legalidad"

Uncio y pérez Boada en la Comisión de las Corts por Feria Valencia
CORTS/EUROPA PRESS
Publicado 29/06/2017 15:10:01CET

VALÈNCIA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los exdirectores del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) José Manuel Uncio y Enrique Pérez Boada han defendido este jueves que el proyecto de modernización y ampliación de Feria Valencia contaba con garantías, control y supervisión de los avales y la operación se enmarcó "dentro de la legalidad" y por una necesidad para que el recinto pudiera competir con sus competidores internacionales.

Así lo han indicado este jueves el director del IVF durante el periodo 1995-2003, José Manuel Uncio y el que lo fuera entre 2004 y 2009, Enrique Pérez Boada, en una comparecencia en la Comisión de las Corts que investiga la gestión general de las instituciones feriales en la Comunitat Valenciana.

Asimismo, ha comparecido el responsable del IVF durante diciembre 2009 hasta mayo 2012, Jorge Vela, quien ha señalado que durante su gestión las dos fases del proyecto de ampliación del recinto ya estaban aprobadas y desconoce cómo se acometieron.

En sus intervenciones, Uncio y Boada han insistido en que la operación contaba con garantías, y se hizo en un momento de crecimiento económico y por una cuestión de mejorar las instalaciones para competir en los mercados. "Nadie pensaba que Feria Valencia no fuera a tener negocio", ha señalado Boada quien, asimismo, ha manifestado que tampoco se preveía que el contexto económico posterior fuera a sufrir una recesión.

El primero en comparecer ha sido José Manuel Uncio quien ha indicado que él estuvo al frente del IVF durante el periodo que se llevó a cabo la operación del primer tramo de la ampliación que ha defendido que se hizo con informes técnicos y con las "garantías" de la cuenta de resultado de la institución que era "positiva". Además, ha insistido en que existía un plan de viabilidad que daba "garantías" de que podía llevarse a cabo la operación. "Si no hubiera existido garantías, una entidad financiera no te concede un crédito", ha puntualizado.

Así, ha asegurado que esta operación era necesaria porque "había una pérdida de competitividad de la feria" porque no tenía el tamaño suficiente, sus infraestructuras estaban "obsoletas" y ello estaba generando "pérdidas en su cota de mercado frente a sus competidores internacionales como Milán, Miami u otros entornos feriales que tenían mayor recursos y capacidad".

"MÁS COMPETITIVA"

Por ello, ha explicado se decidió un plan de impulso del recinto ferial para "hacerla más competitiva en un entorno en el que España lideraba el crecimiento económico del entorno internacional". "Había una estructura obsoleta y se decidió invertir", ha subrayado.

Así, ha explicado que el IVF era el organismo proveedor de recursos financieros para el sector público valenciano, pero ha subrayado que "no tomaba la decisión sobre si hacían falta fondos". En este sentido, ha explicado que alguien que no recuerdA si era del Consell o de las Corts decidió que "era necesario un plan de impulso para Feria Valencia para hacerla más competitiva".

Preguntado por si la posición de avalista de la Generalitat fue fundamental para que la Feria obtuviera financiación, ha asegurado que la Generalitat "no era avalista, sino garante", lo que comportaba mayores obligaciones y suponía que si la Feria por sus propios medios no era capaz de dotarse estructura financiera "podía acudir a fondos públicos provistos por la Generalitat". "Eso sí, el plan de la Feria y su cuenta de resultados era positiva y generaba los fondos propios durante al menos el tiempo que yo estuve, luego desconozco que pasó", ha subrayado.

"DENTRO DE LA LEGALIDAD"

En similares términos se ha pronunciado Pérez Boada, quien ha defendido que las inversiones para la ampliación de Feria València se hicieron "dentro de la legalidad y como corresponde". Además, ha asegurado que en aquella época la institución ferial generaba unos recursos propios que "llegaban a cubrir el 50% de los costes financieros de aquellas operaciones". "No se dudaba de la viabilidad de la Feria", ha subrayado.

Boada ha remarcado que los mecanismos de control y la supervisión de las auditorías fueron "excelentes" y "no había dudas de la operación". "Nadie pensaba que Feria Valencia no fuera a tener negocio. En aquel momento faltaban metros y eso se decidió", ha indicado para señalar, en el mismo sentido que su antecesor, que en aquel momento la feria gozaba de buena salud financiera y necesitaba mejoras para competir.

"Buscamos los mejores fondos y pudimos ayudar a que la gestión IVF fuera más viable y sostenible y se cumplió con la legalidad", ha defendido, para recordar que durante su etapa y en aquel momento no había dudas de la viabilidad del proyecto porque "si no, nadie nos hubiera dado los fondos".

A su juicio, la inversión tenía "bastante sentido de futuro" porque era necesario "adaptar la feria a un nuevo negocio tipo centro comercial". Así, ha explicado que el IVF se dedicó a buscar inversión de la manera "más sencilla y económica" para la feria y a supervisar que se aplicaban los fondos que tocaba.

Ha explicado que durante su etapa "las facturas que emitimos se fueron cobrando puntualmente" y ha señalado que cada vez había que hacer un libramiento de fondos de los préstamos, había un técnico del IVF que comprobaba que la operación se había cometido.

"NO HUBO VOZ DE ALARMA NI LUZ ROJA" SOBRE LA FERIA

Por su parte, Vela ha indicado que cuando llegó al organismo las dos operaciones estaban ya formalizadas y durante su mandato al frente del IVF no se aprobó ninguna operación más. Sin embargo, ha considerado que las decisiones que se tomaron se hicieron "en época de inversión con gran demanda del sector empresarial", por lo que entiende que se llevaran a cabo.

"Ahora es sencillo decir que 'nos pasamos de frenada' porque ahora se ve desde la perspectiva actual y antes había una vorágine de inversión", ha puntualizado.

Ha explicado que durante su mandato la situación financiera de la feria era la misma que la del resto del sector público en "una épocas de vacas flacas" en la que tenían problemas muchísimas empresa". "Lo que hicimos fue barajar la situación de la mejor forma posible", ha indicado para señalar que no ha sido capaz de encontrar en las actas de las reuniones del IVF ninguna referencia ni mención especial sobre la situación de Feria Valencia.

"En ningún momento tuve ni voz de alarma ni luz roja y no he sido capaz de encontrar en las actas ninguna referencia a Feria Valencia. La situación era un poco generalizada en cuanto a problemas financiero por aquel entonces", ha indicado, para insistir en que tuvo que "lidiar" con "problemas financieros tremendos" porque "no había dinero". "Los problemas eran generalizados y no se especificó que la feria tuviera problemas muy distintos al resto del sector público", ha remarcado.

Así, ha defendido que en el IVF estaba el departamento de Mercado de Capitales que hacía un seguimiento y llevaba la gestión de aspectos financieros del sector público valenciano y, en este sentido, ha puntualizado que "en ningún momento" se le avisó de que la institución no estuviera cumpliendo con sus obligaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies