El exgerente de la Jaume II niega 'mordidas' en Imelsa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El exgerente de la Jaume II niega 'mordidas' en Imelsa

Vicente Burgos a su salida del juzgado
EUROPA PRESS
Publicado 19/10/2016 15:58:17CET

   Alejandro Serra y Carlos Vicente Gil niegan haber pagado comisiones y dicen que tenían una relación protocolaria con Benavent

   VALENCIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Vicente Burgos, exgerente de la Fundación Jaume II El Just y exmarido de la exconcejal de Cultura en el Ayuntamiento de Valencia María José Alcón, ha negado haber recibido comisiones ilegales de empresas a las que la Concejalía de Cultura adjudicó diversos contratos, al tiempo que ha defendido que "no es un pecado" haber "colaborado" con esta administración pública. También ha defendido que tenía "demasiado trabajo" para meterse "en ese tipo de fiestas".

   Burgos estaba citado a declarar este miércoles como investigado en una de las piezas del caso Imelsa que instruye el Juzgado número 18 de Valencia, la relativa a presuntas irregularidades en contratos de la Concejalía de Cultura. Previamente a Burgos también han declarado el ex director general de Cleop Alejandro Serra y el representante de la empresa Estudio Métodos de la Restauración, Carlos Vicente Gil.

   Burgos, en su declaración ante el juez, ha negado haber cometido ninguna irregularidad cuando ostentaba el cargo de gerente de la Fundación Jaume II El Just, y ha negado también haber recibido comisiones ilegales o haber participado en ninguna trama para amañar contratos públicos a cambio de dinero.

   A su salida del juzgado, ha explicado a los medios de comunicación que "en absoluto" admite las 'mordidas' que se están investigando: "Yo no he visto que esté o haya podido estar implicado en nada. Se trata de contratos que dependen de otra institución que no era la Generalitat en este asunto", ha declarado.

   En esta línea, ha aprovechado para criticar el comportamiento de Benavent, quien le ha acusado de llevarse comisiones ilegales en la trama Imelsa: "No hay más que su propia palabra, de forma genérica e indeterminada, casi estrambótica. Ante eso... ¿qué le vamos a hacer? Nos toca apechugar", ha lamentado. "Al final --ha añadido-- tendrán que acreditarse muchas cosas. Hay otras que parece que puedan estar más acreditadas por grabaciones, audios y cosas de estas", ha puntualizado.

   Al respecto, al ser preguntado por las declaraciones de Benavent, quien ha señalado que ambos, junto con Alcón, formaban un triángulo perfecto de corrupción, ha respondido: "Que fuerte, ¿no?; ¿Ha explicado eso con detalles?; ¿O para él un detalle es decir estos dos estaban..?; ¿Con mi exmujer?; ¿A la que no veía para nada?; ¿En qué cabeza cabe? Yo tenía demasiado trabajo para meterme en ese tipo de fiestas".

   "Benavent --ha proseguido-- tendrá que acreditar todo esto. Son acusaciones francamente graves". Le ha pedido que si asume sus responsabilidades, "y lo hace motivado por su viajes cosmológico o por otras circunstancias, que lo asuma. Pero que no intente con ello repartir lo que no se reparte, que es la responsabilidad", ha apostillado. "Desconozco francamente por qué y cuál es la motivación de Benavent para ahora, al cabo de tanto tiempo, venir e implicarme en esta historia", ha dicho.

UN CAREO

   El investigado ha añadido que no consideraba a Benavent su amigo: "A Benavent lo conocí muy joven. Fui secretario general de Nuevas Generaciones del PP y Marcos tenía la edad idónea para estar por allí, pero nada más". Por ello, no entiende por qué Benavent quiere desacreditarle y ha avanzado que no descarta plantear un careo con él si sus abogados lo estiman oportuno.

   Preguntado por si la fundación colaboraba con el área de Cultura del Ayuntamiento de Valencia, ha indicado que "claro que sí", pero ha puntualizado que igual que lo hacía con la Concejalía de Castellón, Alicante, con la Diputación, etc. "No hay ningún tipo de pecado, es la normalidad entre las normalidades", ha aseverado.

   Por último, ha afirmado que nadie le ha preguntado durante su interrogatorio por la salud de su exmujer, María José Alcón --cuestionada por algunos letrados--. Interpelado por si considera que está en condiciones de prestar testimonio, ha respondido: "No la veo desde hace mucho tiempo y de este tema no quiero contestar".

   Por su parte, tanto Alejandro Serra como Carlos Vicente Gil han coincidido al exponer ante el juez que con el exgerente de Imelsa Marcos Benavent mantenían una relación institucional y protocolaria, "no personal", y han negado haber pagado algún tipo de comisión por obtener adjudicaciones de la Concejalía de Cultura, según han indicado a Europa Press fuentes conocedoras del procedimiento. Tampoco se les llegó a pedir esta comisión, han advertido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies