El exinformático de Emarsa dice que los cabecillas de la trama se repartían 180.000€ al mes

 

El exinformático de Emarsa dice que los cabecillas de la trama se repartían 180.000€ al mes

Juicio Emarsa
EUROPA PRESS
Actualizado 09/05/2017 15:28:38 CET

"Se suponía que viajaba a Rumanía como informático y resultó ser un viaje de placer", asegura

VALÈNCIA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

"Yo lo que hacía era facturar y repartir el dinero". Con esta frase, Sebastián García, exjefe informático de Emarsa y administrador de varias empresas subcontratadas por la entidad, ha resumido la "trama" de los lodos dentro del conocido como caso Emarsa que se enjuicia en la Audiencia de Valencia.

García, conocido como 'Chanín', ha desgranado ante el tribunal, en la cuarta sesión del juicio --se destinaron tres días a cuestiones previas--, la forma en la que se trabajaba y se desviaba dinero público a través de la empresa Emarsa. Y ha apuntado a Enrique Crespo, expresidente de la entidad, exvicepresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Manises (PP), como "organizador" de este supuesto fraude.

El acusado comenzó a trabajar en la mercantil antes de que llegara Esteban Cuesta, enfermero que llegó a ocupar el cargo de gerente de la entidad. Se ocupaba del mantenimiento de equipos informáticos y pasó de cobrar 3.500 euros al mes en 2004 a 5.600 en 2008. Este importante incremento se debió, según ha intentando justificar, al aumento de equipos pese a que, tal y como ha detallado la fiscal, "el personal seguía siendo el mismo". "El mantenimiento informático desde mi punto de vista es incuestionable", ha subrayado.

Cuesta le pidió con su llegada, según ha indicado, que realizara facturas con conceptos falsos y que le diera dinero efectivo. "Cuesta me dijo: Paga si quieres trabajar en Emarsa. Si no, te vas a la calle", ha afirmado. "El gerente me pedía que cambiara los conceptos de las facturas, por eso había una factura de 500 teclados cuando había solo 100 personas", ha dicho.

Así, comenzó a realizar facturas "ficticias" con conceptos "no reales" en la entidad, además de contratos "simulados" para poder obtener más dinero. "La facturación ficticia me la propone Cuesta nada más llegar a la planta. Pero él no era el máximo responsable. Estaba organizado por Crespo". Por tanto, ha insistido, "no solo era culpa de Cuesta".

Con esta manera de proceder, 'Chanín' ha aseverado que el 60% del dinero que facturaba a Emarsa lo sacaba del banco y se lo entregaba a Cuesta. El otro 40% se lo quedaba su empresa para "gastos". "Cuesta me decía lo que tenía que facturar en todas mis empresas". "Yo lo que hacía era facturar y repartir el dinero", ha detallado.

Del dinero desviado, ha afirmado que Crespo, Cuesta y los que fueran cargos de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), José Juan Morenilla (gerente) e Ignacio Bernácer (jefe de Explotaciones), "se repartían alrededor de 180.000 euros mensuales". En total, ha aseverado que entregó al exgerente 1,8 millones de euros. "Sacaba el dinero en efectivos y se lo daba a Cuesta automáticamente. Él se encargaba de integrar ese dinero", ha reiterado.

Junto a estos repartos, ha señalado que le entregaba a Cuesta 4.000 euros mensuales en efectivo. A partir de 2008, 1.000 de esos 4.000 euros los tenía que ingresar en una cuenta bancaria del hermano del exgerente, tal y como éste mismo le indicó. Además, realizó obras en casa de Cuesta y del ex director financiero, Enrique Arnal, y facturó los trabajos a Emarsa porque ellos "lo pidieron". También les entregó ordenadores y otros enseres.

VIAJES A RUMANÍA

Por otro lado, el exinformático ha afirmado que viajó tres veces a Rumanía con cargo a Emarsa y ha dicho de una de las ocasiones: "Se suponía que viajaba a Rumanía como informático y resultó ser un viaje de placer". En relación con este país, el exgerente declaró en instrucción que Emarsa pagó varias noches de hotel a una mujer procedente de allí para traducir documentos y proyectos.

"Yo viajaba a Rumanía se supone que para apoyo informático pero al final no era nada. Los demás --Cuesta o el empresario José Luis Sena, entre otros-- se iban a hablar con alcaldes de depuradoras, venían a medio día y comíamos. Fui una vez y dos horas para nada. Y al final, acabas quedándote en el hotel". Preguntado por lo que hacía entonces allí, ha insistido en que "nada". También ha hablado de un viaje a China y ha manifestado que Cuesta viajaba a Andorra "frecuentemente, casi diría que una vez al mes. No me explicaba para qué", ha apostillado.

Por su parte, también ha declarado este martes ante el tribunal la hermana de 'Chanin', María Paz García, quien se ha desvinculado de cualquier tipo de responsabilidad y ha manifestado que hacía lo que le mandaba su hermano, para quien trabajaba. "Yo confeccionaba las facturas como me decían y los presupuestos no los hacía yo", ha indicado. Además, respecto al dinero en efectivo que retiró de los bancos --hasta 390.000 euros en una ocasión--, ha señalado que desconocía el destino. "Supuse que era para pagar obras o personal de Emarsa, pero nada más. Mi hermano no me dio nunca ninguna explicación", ha insistido.

NUEVE CONFORMADOS

Previamente a 'Chanin' y a su hermana han comparecido ante el tribunal nueve acusados que han llegado a una conformidad con la Fiscalía y que han reconocido los hechos a cambio de una rebaja en la pena solicitada. Dos de estas personas, la periodista Ana María Ríos y la abogada Leonor Moreno, han explicado que entraron a trabajar en la entidad pública "enchufadas" o "recomendadas" por Enrique Crespo.

Las otras siete personas que se han ratificado en sus escritos de conformidad son Martín Santos Peral, exjefe de Contabilidad que tenía un cargo de responsabilidad en el PP de Valencia; Ignacio Martínez, exjefe de compras e igualmente miembro del PP; Luis Botella, abogado y ex primer teniente alcalde de Moncada; Antonio Arnal, administrador de la mercantil Arrima Centre d'Estudis; Juan Manuel García, administrador solidario de Arrima; José Ramón Cuesta, hermano del exgerente de Emarsa; yVicente Andrés Tomás, administrador de Viajes Benimàmet.

Este último ha explicado que gestionó diferentes viajes para Emarsa, entre otros destinos a Rumanía. Ha indicado que recibió órdenes para realizar facturas "genéricas": "La reserva salía con todo detalle y me dijeron que solo pusiera transporte y alojamiento sin especificar las personas que iban. Que modificara las facturas y pusiera términos genéricos".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies