Una exjefa del IVAM atribuye a los directores de área las propuestas de los contratos cuestionados por Intervención

Ciscar a la salida de los juzgados
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2018 18:53:31CET

VALÈNCIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una exjefa de gestión administrativa del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) ha atribuido a los diferentes directores de área del centro las propuestas de los contratos que han sido cuestionados por la Intervención General de la Generalitat, entre ellos, relacionados con catálogos y otras obras.

Esta exresponsable, que estuvo en el IVAM hasta el año 2013, ha declarado en calidad de testigo en el Juzgado de Instrucción número 21 de València que investiga presuntas irregularidades en la gestión del centro en la época en la que estaba dirigido por Consuelo Ciscar.

Durante su testimonio, que se ha prolongado durante cinco horas, ha repasado uno a uno los contratos investigados en este procedimiento y en los que figuraba su firma. Ha reconocido que estos documentos pasaban por ella pero ha insistido en que le venían propuestos por los directores de área.

La testigo ha indicado que en esos momentos consideraba que todo estaba bien y ha asegurado que no vio nada raro. Por otro lado, preguntada por los viajes de exdirectivos y trabajadores del centro, ha afirmado que este tema no dependía de ella y también se ha desvinculado de la adquisición de obras de arte del museo.

El juzgado mantiene en esta causa como investigados a Ciscar; su hijo, Rafael Blasco, conocido como 'Rablaci'; los que fueran subdirectores de Administración y Finanzas del centro de arte, Juan Carlos Lledó; de Gestión Interna, Juan Bría; de Publicaciones, Norberto Martínez; Técnico Artística, Raquel Gutiérrez; Pilar Mundina, que ejercía como su asistenta personal en viajes; Jorge García Vallés, quien desempeñaba el cargo de técnico de acción exterior; María Ángeles Valiente, jefa de Departamento de Desarrollo en el IVAM; y el administrador de Valsatrans y Logística del Arte, Enrique Martínez.

Así mismo, figuran como investigados en esta causa una extrabajadora de la SGAE en China y representante de la Shangai International Culture Association (SICA) y su marido, así como un fotógrafo, todos ellos por supuestamente utilizar recursos del museo para promocionar la carrera artística de 'Rablaci'.

En esta causa se investiga si Consuelo Ciscar utilizó a cuatro trabajadores del museo para promocionar la carrera profesional y hacer el currículum a su hijo artista --su padre es el exconseller de Solidaridad Rafael Blasco, en prisión por un fraude de subvenciones al Tercer Mundo--. Según un informe policial, estas personas funcionaban a modo de una "estructura piramidal organizada". Se trata de Norberto Martínez; María Ángeles Valiente, Jorge García; y Raquel Gutiérrez.

Cada una de estas personas "tenía una función y jerarquía bien definidas, siendo sus acciones reiteradas en el tiempo a medida que se organizaba una nueva exposición en el extranjero". Ante estos hechos, entre los años 2008 y 2011, Ciscar "habría dirigido a este grupo organizado de personas que, al amparo del IVAM, incluyendo sus contactos e influencias institucionales y su personal laboral, habría promocionado la carrera profesional de su hijo", mantiene el mismo texto.

Por su parte, 'Rablaci', según estima la Policía, era "conocedor" de que personal del IVAM, a las órdenes de su madre, participaba "activamente" en la gestión y elaboración de sus exposiciones en el extranjero así como de su currículum vitae.