Un experto reclama la necesidad de programas educativos y sombrajes en colegios y parques para prevenir el melanoma

Actualizado 10/05/2006 18:10:10 CET

Alerta de la existencia de trabajos que demuestran un aumento del riesgo de sufrir cáncer de piel con los rayos UVA

VALENCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la sección territorial valenciana de la Academia Española de Dermatología y Venerología, Eduardo Nagore, destacó hoy la necesidad de que se impartan programas educativos en los colegios de la Comunitat valenciana, al igual que existen en otras autonomías como Aragón, para prevenir el melanoma o cáncer de piel ya que se estima que el 70 por ciento de todo el sol que reciben las personas a lo largo de su vida los absorben antes de los 18 años. Asimismo, reclamó la necesidad de sombrajes tanto en los parques infantiles --en ninguno hay, dijo-- y en los patios de los centros puesto que los menores suelen salir al recreo justo "a pleno sol".

Así lo indicó este experto durante la presentación de la Campaña Euromelanoma 2006, de la que es coordinador en la Comunidad Valenciana, que se celebrará el próximo 12 de junio y con la que se pretende "concienciar a la población de los riesgos de una excesiva exposición solar sin las debidas precauciones así como de la importancia de la detección precoz del cáncer de piel más agresivo". Aunque en esta autonomía no se dispone de datos reales sobre la incidencia del melanoma, por las cifras de otras comunidades vecinas que son extrapoblables se calcula que lo sufren cinco personas por cada 100.000 habitantes.

En este tipo de cáncer, según los datos facilitados por este experto, que es también médico adjunto de dermatología, entre el 15 y 20 por ciento de las personas que padecen melanoma mueren mientras que si se detecta precozmente la cifra de fallecimientos es "prácticamente cero". "Si cada persona supiera los signos, prácticamente nadie se moriría de cáncer de piel", señaló, y añadió que en España aún no ha calado la idea de que "quemarse por el sol es malo".

El especialista alertó de que para los menores de tres años está prohibido el sol y subrayó que se les debe poner la máxima protección. En todo caso, y para todas las personas, rechazó las cremas con un factor por debajo del 15 y advirtió también del riesgo de los rayos UVA --no en casos "eventuales"-- ya que hay estudios que demuestran que "no son buenos" y que suponen un aumento del riesgo de desarrollar melanoma. El experto recomendó evitar en la medida de lo posible las horas de más sol, utilizar fotoprotectores y subrayó que ya existe ropa donde se indica el grado de protección.

ESTUDIO CONJUNTO

Nagore expuso los resultados de un estudio del IVO y el Hospital General de Valencia realizado sobre 1.571 pacientes con melanoma en la Comunitat, que indican que el mayor porcentaje de afectados se sitúa entre los 40 y 70 años, que suponen el 70 por ciento del total. La media de edad de los enfermos se sitúa en los 56 años y antes de los 20, son "rarísimos" los casos, ya que sólo alcanzan el 2,4 por ciento. No obstante, subrayó que los hombres y los ancianos son "más descuidados" en estos supuestos y consultan tarde al especialista, cuando la probabilidad de muerte aumenta ya que los tumores son más gruesos.

La mayor parte de los melanomas se localiza en el tronco, cabeza y piernas. En el caso de los varones, cerca del 50 por ciento se encuentran en el tronco y el 25 por ciento en la cabeza. En las mujeres, el 28,4 por ciento se halla en el tronco, el 29 por ciento en la extremidad inferior, sin contar el pie, y el 18,5 por ciento en la cabeza y el cuello.

Asimismo, otro estudio realizado sobre 829 pacientes de la Comunitat refleja que el 59 por ciento de los melanomas son visibles para los enfermos; el 34 por ciento lo pueden ver los convivientes íntimos mientras que el 7 por ciento están ocultos y se detectan más tarde por lo que presentan peor pronóstico y mayor riesgo de muerte.

Por este motivo, el especialista alertó de la necesidad de "acostumbrarse a mirar toda la piel", también las áres más ocultas, desde la adolescencia y con una periodicidad mensual. En relación con los considerados factores de riesgo, --tener la piel y ojos claros, entre otros--, Eduardo Nagore subrayó que sirven para poner en seguimiento a pacientes en esta situación aunque hizo hincapié en que esto no significa que las personas que no los tengan "no puedan tener un melanoma".

Así, indicó que de acuerdo con ese estudio, el 48 por ciento de las personas con melanoma no recordaba haber tenido ninguna quemadura intensa; el 9 por ciento de los melanomas cutáneos se detectó en áreas que nunca estuvieron expuestas al sol; el 70 por ciento en zonas con exposición intermitente (en verano) y el 21 por ciento en las que se exponen todo el verano. Asimismo, el 62 por ciento de los pacientes con melanoma no tenía fototipo bajo de piel ni ojos claros y el 85 por ciento era de pelo castaño o negro.

En relación con la presencia de nevus, el 50 por ciento de los pacientes tiene menos de 50 y el 55, más de 20. Sólo el 5 por ciento presenta antecedentes familiares de melanoma y 83 por ciento no tiene nevus atípicos. De hecho, entre el 25 y el 30 por ciento de las personas con cáncer de piel no presenta ningún factor de riesgo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies