Expertos destacan a la Comunitat Valenciana por ser pionera en tratar la hepatitis C y la importancia de diagnosticarla

Jornada Hepycure de hepatitis C en Valencia
REMITIDA
Publicado 23/03/2018 12:15:27CET

VALÈNCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos sanitarios reunidos en Valencia en la jornada Hepycure para trabajar conjuntamente en la eliminación de la hepatitis C han destacado la importancia de diagnosticar a los enfermos así como tratar la enfermedad y han subrayado el compromiso de la Comunitat Valenciana en esta materia ya que es la pionera en la aplicación de tratamientos tempranos.

En el encuentro, organizado por la empresa biofarmacéutica Gilead Sciences y al que han asistido 120 profesionales, se ha incidido en la importancia de priorizar la identificación de pacientes no diagnosticados y continuar el ritmo de tratamiento de los últimos años.

Desde la implantación del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en 2015, se han tratado a casi 100.000 pacientes en España, un 13% de ellos en la Comunitat Valenciana, que se sitúa a la cabeza de la eliminación de la enfermedad y ha sido además pionera en el tratamiento de estadios tempranos (F0-F1) de la misma.

Se estima que en España quedan unos 150.000 pacientes aún sin tratar que, de serlo, permitiría eliminar la enfermedad en nuestro país en 2020, por lo que subrayan la importancia de llevar a cabo estrategias de cribado y de tener una gran coordinación entre las distintas áreas médicas para avanzar en el camino hacia la eliminación de la enfermedad.

La hepatitis C ha sido la séptima causa de muerte a nivel
mundial desde finales de los años 80, pero gracias a la aparición de los nuevos antivirales de acción directa (AAD) y al compromiso y las innovaciones llevadas a cabo en esta área, se está labrando una "exitosa" senda hacia su eliminación, según han indicado los organizadores de la jornada.

POBLACIÓN RECLUSA

Uno de los retos que se plantea el Plan en la actualidad es la eliminación del virus en la población reclusa, según han incidido. Los datos más recientes señalan que la prevalencia de la enfermedad en la población reclusa roza el 14,8% en prisiones administradas por el Ministerio del Interior. Es por ello "vital" poder detectar y tratar a tiempo a los enfermos con el virus y evitar de esta forma nuevos contagios.

En la Comunidad Valenciana hay disparidad en el tratamiento en prisiones de unos centros a otros aunque destaca el centro penitenciario de Picassent, dependiente del Hospital General de Valencia en el que no queda ningún paciente con hepatitis C sin tratar, ya que los casi 300 reclusos infectados por el virus han recibido tratamiento.

El Jefe de Sección de Hepatología del servicio de Aparato Digestivo del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia y coordinador de la reunión, Moisés Diago, ha indicado que van por el buen camino, ya que es una población que se puede controlar y tener tratada. La prevalencia en los centros penitenciarios se sitúa entre el 10 y 15% según la época y el número de consumidores de drogas que se ingresen en el centro, ha destacado.

Asimismo ha indicado que uno de los colectivos que han abordado de una forma más intensa últimamente son los usuarios de drogas que se controlan en las Unidades de Conductas Adictivas (UCA's), como se conocen a los centros de atención específicos en la Comunidad
Valenciana.

La coordinación entre los médicos y profesionales que atienden en estas unidades y los hospitales de referencia es básica para la detección de infectados por el virus de la hepatitis C y, así, poder tratarles ya que suponen un número creciente de pacientes y, dadas sus características personales y conductas no se meten en el circuito sanitario o les cuesta mucho acudir a una consulta, han explicado.

NUEVOS TRATAMIENTOS

La aparición de los antivirales de acción directa (AAD) ha supuesto un importante avance para la eliminación de la hepatitis C, según los expertos que destacan que antes de su aparición, los tratamientos tenían unas tasas de éxito en torno al 50%, su duración era de alrededor de seis meses y solían presentar efectos adversos relevantes.

La nueva generación de tratamientos ha permitido curar a
más del 98 por ciento de los pacientes en un plazo cercano a los tres meses. En España, la aparición de estos productos vino acompañada del Plan Nacional para la Eliminación de la Hepatitis C, que tuvo en cuenta a todos los actores de esta situación, y ha situado a nuestro país como una referencia en la lucha contra esta enfermedad.

Un estudio reciente ha señalado que se han invertido alrededor de 1.600 millones de euros para tratar esta enfermedad y se ha obtenido un retorno para el Sistema de entre 4.600 y 7.000 millones de
euros, según las mismas fuentes.