Expertos proponen nuevas estrategias para reducir el número de animales utilizados en investigación biomédica

 

Expertos proponen nuevas estrategias para reducir el número de animales utilizados en investigación biomédica

Contador
El profesor Enrique Font
UV
Publicado 29/05/2017 14:41:59CET

VALÈNCIA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio elaborado por el profesor del Instituto Cavanilles de la Universitat de València (UV), Enrique Font, y Matthew Kramer, especialista en estadística del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, recomienda recurrir a información de experimentos anteriores para que la cantidad de animales en los grupos de control --aquellos que no reciben la terapia en pruebas-- sea menor.

La propuesta, publicada en la revista 'Biological Reviews', incluye otras sugerencias como la utilización de diseños experimentales eficaces para disminuir el número de animales que se utilizan en investigación biomédica, ha informado la UV en un comunicado.

Cada año muchos millones de animales son sacrificados en experimentos científicos realizados en todo el mundo y casi todos los experimentos en los que participan estos animales incorporan uno o más grupos de control. Son un elemento esencial del diseño experimental pero, como denuncian los autores de este trabajo, la mayoría de los investigadores tienen una idea muy vaga de los distintos tipos de controles y de la función que desempeñan.

En el caso de experimentos que se repiten de manera rutinaria en un laboratorio, siempre con el mismo tipo de animales, en condiciones estándar y utilizando los mismos protocolos experimentales, una forma muy eficaz de reducir el tamaño de los grupos de control sin sacrificar la capacidad de llegar a conclusiones válidas consiste en "tomar prestada" información de los controles utilizados en experimentos anteriores (controles históricos).

Según Font y Kramer, muchos científicos desconocen el potencial que la información histórica puede tener para sus investigaciones. A través de simulaciones y datos reales tomados de la literatura científica, los autores del estudio demuestran que, en determinadas circunstancias, la incorporación de información prestada de los controles históricos incrementa la potencia de las pruebas estadísticas mientras permite reducir el número de animales experimentales.

No obstante, advierten de que el uso de información de experimentos previos no siempre es posible, sino que debe haber una consistencia entre las condiciones históricas y las actuales. "Recomendamos utilizar información prestada de controles históricos empleados en el mismo laboratorio, por los mismos investigadores y utilizando protocolos idénticos o muy parecidos", aconsejan.

Los expertos también niegan que todos los experimentos precisen controles. "Los científicos se empeñan en utilizar diseños experimentales en los que incluyen grupos de control, aun cuando estos no son necesarios", afirman, y lo achacan a una falta de formación específica sobre el diseño de experimentos. "Si una rata sufre una sección transversal de la médula espinal, ya sabemos que no se va recuperar espontáneamente", citan como ejemplo.

En casos en que sí son necesarios, Font y Kramer plantean la posibilidad de que los grupos de control sean más pequeños que los de tratamiento, especialmente en aquellas investigaciones que incluyen "procedimientos dolorosos o estresantes".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies