Se expone por primera vez el lienzo 'La Catedral en 1900', de autor desconocido

El lienzo 'La catedral en 1900'
AVAN
Publicado 17/01/2018 17:39:14CET

VALÈNCIA 17 (EUROPA PRESS)

El Museo Catedral de Valencia ha presentado su nueva obra del trimestre enero-marzo 2018, titulada 'La Catedral en 1900', un óleo sobre lienzo de autor desconocido datado en el siglo XX y que nunca antes había sido expuesta al público.

Esta pintura, enmarcada en la escuela naturalista de principios del siglo pasado, "se encontraba en el vestuario de los canónigos de la Seo y ahora se expone en la planta baja del museo, en el espacio dedicado a las obras del trimestre", según el director del museo y canónigo conservador del Patrimonio de la Catedral, Jaime Sancho.

El cuadro, "en el que se aprecian las influencias naturalistas de la época", muestra "una predicación desde el púlpito del altar mayor a los feligreses que acuden a la eucaristía y refleja cómo era el coro a principios del siglo XX", ha señalado.

En el lienzo destaca "un marcado juego de luces y sombras que resaltan una de las dos grandes lámparas que colgaban de la bóveda, que a día de hoy se utiliza en la capilla de San Pedro". Asimismo, "la luz entrante desde la vidriera sobre la puerta barroca de la Seo, donde está representada la Asunción de la Virgen, envuelve en un halo la predicación desde el púlpito".

DESAPARECIDA SILLERIA DEL CORO DE LA SEO

En la Catedral de Valencia existió una primera sillería de coro, de época desconocida y estructura simple, que fue reemplazada por una nueva a finales del siglo XIV. En octubre de 1384 "se estableció un acuerdo para la creación de un coro nuevo elaborado con madera de nogal y de naranjo, obra que fue encargada a los maestros Francesc Tosquella y su padre Bernat Tosquella, pero de aquella sillería no se conserva nada".

El canónigo Miguel Tomás Gómez Miedes impulsó la restauración de esa sillería "pero, finalmente, se decidió realizar una nueva, entre 1594 y 1604, encargada al carpintero Domingo Fernández Ayarza".

De hecho, el coro "se mantuvo con ese aspecto, incluso cuando se produjo el incendio de los días 21 y 23 de julio de 1936 y durante la Guerra Civil, fue utilizado como almacén militar", ha explicado el director del Museo.

Finalmente, "en 1943 se procedió a la eliminación del coro, y sólo se conservó el trascoro y los relieves de alabastro, que se trasladaron a la Capilla del Santo Cáliz donde actualmente se conservan".

El cuadro también muestra "una verja que surge del coro hacia el altar mayor, denominada vía sacra que, en tiempos primitivos, servía para separar a los hombres de las mujeres y cuando desapareció esta práctica, se decidió conservar estas verjas de madera para los actos de culto".

Igualmente, "durante el episcopado del Arzobispo Andrés Mayoral se fabricó la barandilla de bronce que se representa en el cuadro, además del púlpito de madera desde donde éste predicaba, obra de Bartolomé Mir, de 1681".