Un extrabajador de la empresa de limpieza de Alicante, en huelga de hambre para ser readmitido

El extrabajador en huelga de hambre
GUANYAR ALACANT
Publicado 27/03/2018 18:57:59CET

ALICANTE, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un extrabajador de UTE Alicante, empresa encargada de la limpieza viaria de la ciudad, ha iniciado este martes una huelga de hambre indefinida para ser readmitido por la concesionaria. Fue despedido y ha ganado un juicio por fraude de ley en la sucesión de contratos hasta 2016. La empresa le indemnizó pero él exige la readmisión, para lo que se ha situado con una pancarta frente al Ayuntamiento.

Según ha informado en un comunicado Guanyar Alacant, el extrabajador, Miguel Ángel Candela, ha emprendido la medida tras ganar una sentencia a la empresa ante el incumplimiento de la normativa laboral aplicable al personal contratado.

Guanyar ha explicado que la sentencia, dictada el pasado 20 de junio por el Juzgado de lo Social 3 de Alicante, da la razón a este trabajador contratado por UTE Alicante como peón de limpieza desde 2008 y despedido en 2016, al declarar la existencia de un fraude de ley en la sucesión de contratos desde agosto de 2009 en adelante.

El juzgado afirma que el trabajador debió ser considerado desde agosto de 2009 como personal fijo indefinido. La sentencia declara improcedente el despido y condena a UTE Alicante a que readmita al trabajador como personal fijo indefinido o a que le indemnice con algo más de 17.000 euros brutos. La empresa ha optado por indemnizarle y el trabajador ha decidido luchar por su readmisión.

"Desde Guanyar Alacant entendemos que el Ayuntamiento, administración que contrata el servicio con dinero público de todos los ciudadanos, no puede consentir que la empresa que presta el servicio contrate en fraude de ley y que se limite a indemnizar al trabajador cuando lo que procedería sería readmitirle, una readmisión que cuenta con todo nuestro apoyo político", ha afirmado el portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón.

La coalición de izquierdas ha anunciado que presentará un escrito por registro para que el Ayuntamiento inicie un expediente para analizar el posible incumplimiento del pliego del servicio por no haberse respetado la normativa laboral aplicable al personal contratado.