Fallas 2017: Siete novedades para presumir de Patrimonio de la Humanidad

Mascletà vertical en las Fallas 2017
Actualizado 10/03/2017 13:35:19 CET

VALÈNCIA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las Fallas de València 2017 celebran, orgullosas, su primera edición como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, después de haber logrado esta declaración el pasado mes de noviembre. Por ello, se presentan en esta ocasión al mundo con varias novedades para aumentar su vistosidad, oferta y seguridad. Estas son algunas de las principales propuestas:

1.- La Falla Municipal más alta de la historia. El monumento grande que se planta en la plaza del Ayuntamiento de València --y que está fuera de concurso-- alcanzará los 41 metros de altura. Los artistas Manolo García, Manolo Algarra, Julio Monterrubio, Manolo Martín, José Aguilar y Fet d'Encàrrec son los responsables de una obra, que llevará el lema de 'València, Ca la trava' para contraponer, jugando con el nombre del arquitecto Santiago Calatrava, la imagen de una gran ciudad con la de las "trabas" del día a día.

Otra de las innovaciones, será que la falla será plantada 'al tombe' --es decir, sin la ayuda de grúas-- con la participación del alcalde, Joan Ribó. Además, los ciudadanos que lo deseen podrán participar en la conformación del monumento aportando sillas de madera que ya no necesiten y que se quemarán el día de la 'cremà'.

2.- Unas fiestas "perfectas". Con ese objetivo, hosteleros, entidades ciudadanas y de consumidores junto con el Ayuntamiento y la Junta Central Fallera (JCF) han suscrito un decálogo para disfrutar "en paz y con sostenibilidad" de las Fallas Unesco. Utilizar el transporte público y extremar la responsabilidad a la hora de consumir alcohol o manejar los petardos son algunas de las recomendaciones.

3.- Se acabaron los 'chorizos parrilleros'. Este año, los 'food trucks' --cocinas sobre ruedas-- sustituirán a las hasta ahora tradicionales paradas de 'chorizos parrilleros' para evitar las salidas de humo en la calle y ganar en salubridad.

4.- 'Mascletaes' que se renuevan. La mascletà, el atronador espectáculo de pólvora que durante unos minutos ensordece la ciudad, ha ampliado sus citas. Así, se ha disparado la primera mascletà vertical, donde la pólvora salió disparada desde una gran plataforma a 50 metros de altura entre los puentes de las Flores y la Exposición y dibujó en el cielo el diseño floral del espolín --tejido valenciano-- de la Fallera Mayor de València, Raquel Alario. Ricardo Caballer, de la pirotécnica Ricasa, y Vicente Enguídanos, maestro sedero conocido como 'El último Velluter', colaboraron en este espectáculo.

Además, un aficionado, Sergi Mompó, junto a la Pirotecnia del Mediterráneo, logró cumplir su sueño y disparar una mascletà que consiguió cumplir los cánones de un disparo tradicional valenciano.

5.- Una Ofrenda a la Mare de Déu con mayor fluidez. Una de las citas más emotivas del calendario fallero, como es la Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, 'la Geperudeta', también presentará novedades, ya que el Ayuntamiento testará como prueba piloto la instalación de una pasarela elevada en la confluencia de la Plaza del Ayuntamiento y de las calles de San Vicente y Maria Cristina. El objetivo es mejorar la fluidez en la movilidad peatonal durante uno de los actos más multitudinarios de Fallas.

6.- Fallas durante todo el año. La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de València ha lanzado 'Fallas Tour', una ruta turística para que los visitantes de la ciudad puedan disfrutar en cualquier época del año de la experiencia fallera. La ruta se desarrolla por los lugares más emblemáticos, empezando por el balcón del Ayuntamiento, para seguir con una visita a un local de indumentaria; después, la plaza de la Virgen les descubre el lugar en que tiene lugar la ofrenda y en las Torres de Serrano se les situará dónde se convoca la Crida. Opcionalmente, se puede visitar el Museo Fallero.

7.- Blindar la diversión. El Ayuntamiento de València ha decidido activar por primera vez en estas fiestas el protocolo municipal de emergencias ante masificaciones para reforzar la seguridad en la ciudad, teniendo en cuenta que se prevé que sean "masivas" debido a la coincidencia de la declaración Unesco y el fin de semana.

El dispositivo reforzará la seguridad en las zonas de mayor concentración de gente, como el barrio de Russafa. Asimismo, un total de 336 bomberos y 20 voluntarios de Protección Civil trabajarán para que la 'cremà' de los monumentos falleros se desarrolle "con total normalidad y seguridad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies