El fatalismo y sensualidad de 'El gato montés' llegan a Les Arts despojados de folclore

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El fatalismo y sensualidad de 'El gato montés' llegan a Les Arts despojados de folclore

La ópera 'El gato  montés'
JESÚS ALCÁNTARA / TEATRO DE LA ZARZUELA
Publicado 26/10/2016 15:00:02CET

La ópera abre el ensayo general del viernes de forma gratuita a 700 taxistas de Valencia

VALENCIA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El "fatalismo" y "sensualidad" de la ópera de Manuel Penella 'El gato Montés' llegan al Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia en una versión despojada de "todo elemento folclórico y superficial" para dejar aflorar la imagen "trágica" de una España "dura, pasional, inculta y de injusticia social" que encierra la obra.

El intendente-director artístico del coliseo, Davide Livermore, ha presentado este miércoles junto al director de escena, José Carlos Plaza, y el director musical, Óliver Díaz, este espectáculo, una producción del Teatro de la Zarzuela, que podrá verse los 30 de octubre y 1,3 y 5 de noviembre. El montaje narra el trágico triángulo amoroso protagonizado por tres personajes "icónicos": un bandolero, una gitana y un torero.

La representación coincide con el centenario de su "exitoso" estreno en el Teatro Principal de Valencia y las funciones estarán dedicadas al crítico valenciano Alfredo Brotons, fallecido el pasado mes de julio, como "justo tributo" a esta figura "imprescindible" en la difusión de la cultura musical de este territorio.

Livermore ha destacado que se trata de una obra que es "mucho más" que "un célebre pasodoble", ya que Manuel Penella dejó con esta partitura "una magnífica ópera verista a la española cargada de fatalismo y sensualidad" que trascendió fronteras para llegar al Broadway de los años 20 aunque traducida al inglés como 'Wild cat' (Gato salvaje) y con "el obligatorio 'happy end' (final feliz) americano.

Por su parte, el director de escena, José Carlos Plaza, ha recordado que su primera impresión cuando se le propuso esta ópera fue "no, antes muerto" porque se tiende a "unir el pasodoble con Franco y los toros y te echas para atrás". Pero al indagar en el texto, "descubres que encierra una de las grandes obras de la música y de la dramaturgia española y es un error" limitarse a abordar la obra desde un punto folclórico, ha aseverado.

Por el contrario, al libreto subyace "una enorme profundidad": "La pasión por encima de la razón, la injusticia social, el tratamiento racial de los gitanos, las diferencias sociales de los poderosos y los débiles y la mujer como objeto de violencia y de maltrato". "En cuanto estos elementos comienzan a surgir de la ópera te enamoras de ella", ha constatado.

Por ello, ha eliminado del montaje "todo el folclore y elemento superficial" para hacer "realmente una tragedia que nos une con la fiesta de los toros, es decir, del minotauro", y surge "la presencia del fatum, del destino, la Andalucía mágica, ancestral, del hombre y la muerte".

De este modo, deja un montaje "simple, aunque los técnicos dicen lo contrario", bromea, para "coger las imágenes más duras de una España seca, de raíz profunda donde la incultura, la manipulación de la gente, en la que se vota lo que no se tiene que votar, que es algo muy actual, con un pueblo manipulado totalmente por la incultura que no sabe a dónde va". "Es una ópera absolutamente actual", ha evidenciado.

Para plasmar su visión, se ha rodeado de un equipo con talento pero también con inteligencia para ayudar a contar su visión y poder hacer entender al público la esencia verdadera de los personajes en la que una aparente madre "buena" y un cura "encantador" representan en realidad "esa otra España tradicional, fascista realmente, que no permite que se muevan sus principios y que mantienen por encima de todo un orden preestablecido".

De igual modo, el director musical, Óliver Díaz, ha definido esta trama como una obra "verdaderamente verista" con muchísimas influencias puccinianas en sus sonoridades orquestales y con una orquestación "bastante rotunda y a la vez sutil, plena de colores y momentos virtuosos", que es "una verdadera gozada" dirigir.

Díaz ha explicado que al reunir todos los "topicazos" españoles fue lo que llevó al éxito durante su representación durante más de 10 semanas en Nueva York ya que presentaban "todos los ingredientes que hacían de España un lugar exótico" en aquellos tiempos.

Además, ha considerado a 'El gato montés' como una de las óperas "cumbre" de la lírica española que junto a 'Las golondrinas', de Gregorio Martínez, fueron las dos partituras que "marcaron lo que podría haber sido el futuro del teatro lírico español" en una "dirección muy vanguardista aunque mucho más rezagados" que sus coetáneos italianos y franceses.

El elenco artístico integrado por los cantantes Andeka Gorrotxategi, Maribel Ortega, Àngel Òdena, Cristina Faus, Miguel Ángel Zapater y Marina Rodríguez-Cusì, entre otros. Además, cuenta con la coreografía de Cristina Hoyos que ha diseñado un baile sencillo en el que ha puesto especial énfasis en potenciar la interpretación de los bailarines.

ENSAYO GENERAL ABIERTO

Livermore ha explicado que el ensayo general estará abierto a los taxistas de la ciudad, que podrán acceder de forma gratuita solo con mostrar su licencia, para que "sepan que pasa aquí" y cuando alguien les pida que les lleve al Palau de Les Arts Reina Sofía digan 'Ah, la ópera no el acuario', ha bromeado.

Con este acto se quiere "reconocer que el camino de apertura y de la importancia del teatro público y de implicar al ciudadano en la vida cultural" de forma que "toda la sociedad pueda estar representada en una sala". "La calidad de vida de una sociedad puede ser muy diferente si tiene acceso directo con la cultura, con la inteligencia y la belleza", ha reclamado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies