La Fe se convierte en el hospital español con mayor número de trabajadores que cambian de ubicación

La supervisora de Fisioterapia identifica una de las camillas que se catalogan c
GVA
Actualizado 30/07/2010 19:13:59 CET

VALENCIA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia es el hospital español con más trabajadores que cambian de ubicación. Más de 300 profesionales de este centro están diseñando la hoja de ruta para mudarse a las nuevas instalaciones del bulevar Sur.

Esta planificación incluye la ejecución de ensayos funcionales en dos fases. Los primeros ensayos ya han comenzado con el objetivo de organizar el traslado y los segundos, de mayor complejidad, se llevarán a cabo a partir de octubre en el nuevo hospital y tomarán forma de simulacros de la actividad asistencial, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Estos simulacros con pacientes constituirán un "hito pionero" en España ya que será el primer centro sanitario que realiza una certificación de su funcionamiento de este modo, antes de atender a "enfermos reales".

La primera fase de ensayos, que se está celebrando en estos momentos, consiste en recopilar toda la información necesaria para realizar la mudanza: reorganización de la actividad del hospital antes, durante y después del traslado; aprovisionamiento de stocks; organización del cierre de las unidades; planificar acciones de formación y adaptación de los trabajadores, así como comprobaciones de espacios y circuitos en el nuevo hospital.

Con el objeto de facilitar esta tarea se ha dividido la actividad del hospital en 34 grandes áreas de traslado representadas por equipos de trabajo con un total de 300 profesionales. Posteriormente, cada servicio y unidad adaptará a sus características y necesidades todo lo planificado por estos 34 grandes grupos generales, que serán los que lideren el cambio a las nuevas instalaciones.

Así, el director de Planificación del Departamento de Salud Valencia La Fe, Bernardo Valdivieso, ha explicado que posteriormente "cada servicio y unidad adaptará a sus características y necesidades todo lo planificado por estos grandes grupos, de manera que todos los servicios del hospital estarán implicados en la preparación del traslado".

Por otro lado, se ha referido a la evaluación previa de material médico de Campanar, llevada a cabo por el hospital, en el que se han analizado unos 3000 equipos diferentes de tecnología sanitaria. "De todo el material examinado calculamos que un 30 por ciento será trasladable", ha añadido el doctor Valdivieso.

Uno de los primeros grupos en organizar el traslado de su unidad va a ser el gimnasio del Servicio de Rehabilitación y Fisioterapia, perteneciente al área Ambulatoria. Este grupo ha mostrado hoy cómo está elaborando un inventario de los equipos que pueden ser trasladables al nuevo hospital y los que se darán de baja.

Para ello, cuentan con una serie de etiquetas que colocan en los equipos de Campanar para clasificar todos los elementos como: 'Traslado' --se lleva al nuevo hospital--, 'Recuperable' --no se necesita en el nuevo hospital pero quizá sí sea útil en el área de Crónicos de Campanar o en otro servicio del nuevo hospital-- y 'baja'. El material de baja podrá ser cedido a ONG, en caso de que se pueda aprovechar, o se retirará pasando por el circuito de canalización de residuos o de reciclaje.

El fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación de La Fe, Miguel Matas, y la supervisora de Fisioterapia, Paz Villanova, son dos de los responsables de este grupo que está trabajando el proceso de mudanza. En esta unidad se han formado 12 áreas de trabajo que han inventariado 480 equipos y clasificado como material Trasladable, Recuperable y Baja.

Según ha comentado Matas, "en la unidad de electroterapia, prácticamente un 90 por ciento de los equipos se trasladarán al nuevo hospital, mientras que el equipamiento del gimnasio se va a renovar, a excepción de un 10 diez por ciento".

Esta labor ha comenzado por el área ambulatoria puesto que va a ser la primera en trasladarse y le seguirán el resto, de menor a mayor complejidad. A partir del mes de octubre, los profesionales del área ambulatoria comenzarán a preparar ya la llegada de los primeros pacientes, que se esperan para el mes de noviembre. A continuación, se trasladará la actividad del Materno Infantil, seguida del área Médico Quirúrgica del Adulto y por último Investigación, Trasplantes y Oncología Radioterápica.

Dentro de la primera fase de estos ensayos funcionales, los grupos están pasando por el nuevo hospital para realizar diversas confirmaciones y visitas técnicas que les permitan completar toda la información necesaria para planificar la mudanza. En estas visitas comprobarán el nuevo entorno de trabajo, como la distribución de espacios, los circuitos y los accesos.

SIMULACROS PIONEROS

Por su parte, los ensayos funcionales de Fase 2 serán simulacros previos al traslado que imitarán la actividad diaria de los circuitos de atención más complejos, como consultas externas, urgencias, bloque quirúrgico y hospitalización.

Se trata de la primera vez que se lleva a cabo una iniciativa así en España, pues La Fe será el primero que realice simulacros de funcionamiento antes de atender a "pacientes reales". El objetivo es perfilar los circuitos de atención, incluir las mejoras sugeridas y que los pacientes encuentren el hospital en óptimo estado de funcionamiento.

El traslado que se va a llevar a cabo en el Hospital Universitari i Politècnic La Fe lleva consigo un "nivel muy alto de complejidad", según el propio centro sanitario. De hecho, constituye la mudanza "más complicada de la historia de la sanidad valenciana" y será el hospital español con mayor número de trabajadores que cambia de ubicación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies