FGV inicia el periodo de pruebas del sistema ATO de conducción automática, que se pondrá en marcha a final de año

 

FGV inicia el periodo de pruebas del sistema ATO de conducción automática, que se pondrá en marcha a final de año

Actualizado 15/11/2010 14:53:30 CET

VALENCIA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha iniciado el periodo de pruebas del sistema Automatic Train Operation (ATO) de conducción automática con conductor, que comenzará a funcionar a finales de año en los tramos subterráneos de la red de Metrovalencia.

Así lo han señalado a Europa Press fuentes de la empresa, que han precisado que el periodo de pruebas se inició a finales de octubre, tras finalizar la obra civil para la instalación del sistema, y se intensificará durante este mes con la puesta en circulación de trenes y el proceso de habilitación de maquinistas.

El ATO ha supuesto una inversión de más de 30 millones de euros y se implantará en las líneas 1, 3 y 5 de Metrovalencia. En concreto, en la Línea 1, en el tramo comprendido entre las estaciones de Empalme y Sant Isidre; en la Línea 3, entre Alboraia y Aeroport; y en la Línea 5, entre Marítim-Serrería y Aeroport y entre Marítim-Serrería y Sant Isidre.

Este sistema permite funcionar a los trenes sin conductor, pero en Metrovalencia se mantendrá la presencia de los maquinistas para que intervengan en otros procesos ajenos a la conducción, como la apertura de puertas o la atención a usuarios, ya que la red combina tramos subterráneos con otros en los que circula en superficie.

En España, únicamente funciona sin conductor la Línea 9 del Metro de Barcelona, que cuenta con el sistema ATO y estaciones acondicionadas, mientras que el metro de Sevilla mantiene al conductor pese a disponer de este sistema y de estaciones adaptadas.

MAYOR VELOCIDAD, CONFORT Y SEGURIDAD

Desde FGV han resaltado que la incorporación del sistema ATO permitirá mejorar "la velocidad, la regularidad, el confort, el funcionamiento y la seguridad" de la red de metro.

La implantación del nuevo sistema supone asimismo una "apuesta por la sostenibilidad", ya que los trenes viajan "sin necesidad de acelerar y frenar bruscamente" y se logra además una disminución del número de averías, dado que es "un sistema más moderno y fiable".

Además, el ATO se complementará con el denominado ATP Distancia Objetivo, un sistema de protección automática que permite el control de la velocidad máxima de los trenes y les "protege, de forma segura y automática", de cuestiones como "alcances y velocidades excesivas".

De este modo, una vez que el sistema ATP autoriza la velocidad máxima, el ATO se encarga de realizar la conducción automática del tren en el subterráneo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies