El fiscal pide 3 años de prisión para un acusado de provocar un incendio forestal en Lorcha (Alicante)

Actualizado 20/10/2010 20:34:03 CET

ALICANTE, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fiscal ha solicitado tres años de prisión para un acusado de provocar un incendio forestal en junio de 2007 en la Sierra de la Solana, en Lorcha (Alicante), en el que se quemaron un total de 20 hectáreas, dentro del Paraje Protegido del Serpis.

Durante la vista, celebrada ante el tribunal del jurado en la Audiencia de Alicante, el acusado ha negado ser el autor de los hechos y ha afirmado que fue a la zona porque vio el humo y quería comprobar si afectaba a sus tierras.

El acusado, Eleuterio J.J.M., ha negado que el 13 de junio de 2007 prendiera fuego a un total de 11 focos distintos en la Sierra de la Solana, en Lorcha, y provocara un incendio forestal que arrasó con 20 hectáreas.

El procesado ha indicado que se encontraba en las inmediaciones de los focos porque fue vio el humo, y fue "a ver sus bancales" que estaban siendo afectados por el incendio, momento en el que se encontró con un guardia jurado medioambiental que le dio el alto y le pidió que se identificara.

Eleuterio J.J.M. ha indicado, además, que dio un nombre falso al guardia jurado porque la Policía le tiene "manía" y quería evitar que le culparan del fuego y le encerraran en la cárcel. El procesado se marchó hacia su casa, sin hacer caso del agente forestal que le pidió que esperara a que viniera la Guardia Civil para identificarle.

LE VIO SALIR DEL ÚLTIMO FOCO

Por su parte, el guarda jurado que dio el alto al procesado ha declarado que lo vio salir "directamente del último foco del incendio" con "barro pegado, muy sucio y como si viniera de realizar un recorrido a pie".

Además, también han declarado varios guardias civiles que participaron en la investigación del incendio y en la detención del acusado y han coincidido en señalar que el fuego "fue intencionado", por "el número de focos" y por "cómo estaban distribuidos".

Estaba previsto que el juicio diera comienzo este martes, pero el acusado no se presentó en la Audiencia Provincial, por lo que este miércoles ha comenzado la vista, después de que el procesado llegara preso, tras haber sido ordenada su detención.

El fiscal ha modificado su calificación provisional y de los dos años y medio que pedía inicialmente le reclama tres, dada la especial protección del suelo afectado por el fuego. Por su parte, la defensa ha pedido para su cliente la libre absolución al considerar que no hay pruebas suficientes que lo vinculen con el fuego.