Fiscalía y acusación piden abrir juicio por el asesinato del alcalde de Polop, Alejandro Ponsoda

Publicado 23/03/2018 15:51:13CET

   ALICANTE, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía y la acusación particular han pedido al juez que no practique más diligencias de prueba y proceda ya a la apertura de juicio oral por el asesinato del alcalde de Polop de la Marina (Alicante) Alejandro Ponsoda, ocurrido en la localidad en 2007. Por su parte, la defensa ha solicitado el sobreseimiento de la causa.

   Por el asesinato de Ponsoda están acusados su sucesor en el cargo, Juan Cano; un empresario local, los tres supuestos autores materiales y el propietario y el gerente de un club de alterne donde supuestamente se planeó el crimen.

   Los acusados comparecían este viernes en los juzgados de la Vila Joiosa en una vista preliminar para que la magistrada instructora del caso dirimiera si aceptaba o no la solicitud de aportar más pruebas, tal y como había formulado la defensa. Una petición que ha sido finalmente denegada.

   El abogado de la acusación particular, Vicente Guerri, en declaraciones a Europa Press, ha confiado en que no se alargue más el proceso. "El siguiente paso es ya que el juez se pronuncie para trasladar el expediente a Alicante en caso de abrir juicio oral o que se dicte el sobreseimiento", ha explicado.

   En este sentido, Guerri ha indicado que, según la ley, el juez podría haber dictado auto hoy mismo en el propio acto o hacerlo con posterioridad por lo que "creemos que lo dictará dentro de pocos días".

181 AÑOS DE PRISIÓN

   La Fiscalía ha solicitado provisionalmente penas que suman 181 años de cárcel para los siete acusados por el asesinato del alcalde de la localidad alicantina de Polop de la Marina en octubre de 2007, Alejandro Ponsoda.

   En el escrito de acusación, la Fiscalía solicita para el que fuera concejal de Urbanismo del municipio y sucesor de Ponsoda como primer edil, Juan Cano, 25 años como presunto instigador del asesinato. La misma pena pide para otros tres sospechosos, un empresario y los responsables de un local de alterne de Finestrat, también como presuntos inductores de un delito de asesinato, con alevosía y precio, en concurso con otro de atentado a la autoridad.

   Por su parte, para los tres acusados de ser los autores materiales de los disparos que acabaron con la vida de Ponsoda solicita 25 años, más otros dos años por tenencia ilícita de armas.