La Fiscalía pondrá en marcha en la Comunitat un programa piloto para rehabilitar a conductores ebrios

Actualizado 24/11/2011 13:26:46 CET

VALENCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pondrá en marcha a lo largo del próximo año un proyecto piloto en la Comunitat Valenciana para rehabilitar a los conductores condenados por delitos contra la seguridad del tráfico por un consumo elevado de alcohol que sean reincidentes, a quienes se dará la posibilidad de conmutar la condena si se someten a un proceso de deshabituación controlado por el Ministerio Fiscal.

Así lo ha anunciado este jueves en Valencia el fiscal de Sala de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ante los medios de comunicación momentos antes de participar en el IV Congreso Internacional de Prevención de Riegos en los Comportamientos Viales (Precovir), donde ha explicado que ya se ha firmado el protocolo a nivel nacional para dar luz verde a la iniciativa y que espera que "en seguida se firme también a nivel autonómico".

El proyecto pretende, según ha detallado, "recuperar a los infractores" y promover su reinserción social. En concreto, hay dos perfiles concretos que la Fiscalía pretende abordar: los consumidores crónicos y los bebedores habituales "que empiezan a perder el control".

Así, bajo la coordinación del propio Vargas y, en segundo término, por la Fiscal General de Valencia, Teresa Gisbert, el programa seleccionará a los infractores reincidentes susceptibles de acogerse al mismo y les propondrá el cambio de la pena por la deshabituación "como medida simbólica" para facilitar su reinserción y "prevenir" nuevos accidentes en lugar de aplicar la ley una vez ocurren.

"El objetivo de los fiscales no es penar, es prevenir", ha indicado Vargas, que ha recordado que desde la entrada en vigor de la reforma del Código Penal en 2008 se han producido en España más de 200.000 condenas por delitos contra la seguridad del tráfico.

Se trata de una cifra "que llama la atención en Europa" pero de la que "no me enorgullezco", ha confesado el fiscal. Respecto a la incidencia del consumo de alcohol, ha precisado que cada año las estancias judiciales tramitan unas "40.000 ó 50.000 condenas".

PROTECCIÓN DE LA VIDA

Además de las denuncias contra particulares, Vargas ha destacado que también se han iniciado diligencias contra funcionarios de la administración, en cumplimiento del artículo 385 del Código Penal, cuando "sabiendo que existe un punto negro y pudiendo hacerlo no adopta medidas". "La ley todos tenemos que cumplirla" ha advertido el fiscal.

Por último, Vargas ha destacado la labor que los fiscales están realizando en la Comunitat "para lograr en el día a día una respuesta penal proporcionada, disuasoria y rehabilitadora" para promover "la protección más importante, la de la vida y la integridad física de los valencianos".