Flores justifica la privatización del nuevo tranvía en Alicante y la T2 para que los usuarios lo disfruten cuanto antes

Actualizado 17/06/2009 15:25:23 CET

VALENCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, explicó hoy que el objetivo principal de la Generalitat a la hora de privatizar la línea 2 de tranvía en Alicante y la T2 de Valencia es que los ciudadanos "disfruten cuanto antes de estos servicios". No obstante, indicó que todavía no están cerrados todos los detalles de la operación. "Estamos calculando económicamente qué es lo más interesante para la Administración", apostilló.

Flores se expresó de esta manera durante su comparecencia en la Comisión de Obras Públicas y Transportes de las Corts, para explicar la política de concesión y privatización de servicios en el ámbito de los ferrocarriles de titularidad de la Generalitat Valenciana y, en especial, de las futuras líneas 2 del tranvía de Alicante y del T2 de Valencia, a petición del grupo socialista.

El responsable de Transportes explicó que para ejecutar y explotar las infraestructuras ferroviarias "hace falta complementar las fuentes tradicionales de financiación con que cuenta la Generalitat". Al respecto, la oposición le pidió al conseller que reconozca que "no tienen dinero" y por eso recurren a este tipo de políticas. Flores, en este sentido, argumentó que hay empresas "dispuestas a aportar un flujo de fondos para que el transporte metropolitano se amplíe más rápidamente", por lo que a su juicio, "causaríamos un perjuicio a los ciudadanos de no contar con esta posibilidad".

Asimismo, apuntó que el hecho de contar con esta financiación --privada-- permitirá que los programas de inversión en transporte público de la Generalitat "se realicen con mayor celeridad". Por su parte, los grupos de la oposición mostraron sus dudas sobre los beneficios de la privatización de los servicios públicos de transporte ferroviario y pusieron los ejemplos de Argentina o Inglaterra. Además, el diputado socialista, advirtió de que la política de concesiones de la Generalitat en materia de infraestructuras ha sido un "fracaso", incluso algunas "llevan camino de acabar en los tribunales", añadió.

La portavoz de Compromís, Mónica Oltra, criticó que se esté "construyendo una nueva línea con dinero público para que luego la explote una empresa privada", porque de esta manera "privatiza el beneficio y se socializa las pérdidas". Asimismo, desde la oposición preguntaron porqué no se concede la explotación de estos servicios a FGV. Si es porque es una mala gestora, entonces "cambiémosla" apostilló Godoy.

No obstante, el conseller destacó su confianza en el ente gestor de los ferrocarriles de la Generalitat y se mostró "orgulloso" de su funcionamiento, "por eso queremos que mantenga las líneas actuales", aseveró. Flores añadió que esta decisión está justificada por razones "organizativas, de eficacia y eficiencia", y para que FGV "se centre en aquello que le es propio".

Además, quiso aclarar que la acción de la Generalitat en la explotación estas nuevas líneas no pasa por privatizar sino por "externalizar". La diferencia radica, según dijo, en que "privatizar es pasar algo público a privado" pero como estas nuevas líneas "al no existir, no han sido en ningún momento públicas" y por lo tanto no se pueden privatizar, argumentó.

Del mismo modo, ante la petición de "transparencia" sobre las condiciones de privatización del servicio, el responsable de Infraestructuras reiteró que cuando "tengamos el modelo y los pliegos de condiciones, y pasen a exposición pública, tendrán todo el tiempo del mundo para ver en qué condiciones se pretende externalizar esas líneas y ver qué tipo de concesión se hace; si es explotación de línea, si se explotación de infraestructura o sólo de servicio".

José Antonio Godoy, por otro lado, incidió en el descenso de la capacidad inversora de la Conselleria, una rebaja que este año ha sido de 188,4 millones de euros, mientras que han incrementado las concesiones a empresas privadas. "La concesión es un complemento", recordó el diputado socialista. Pero el conseller respondió que la causa principal a este descenso inversor es la falta de financiación del Gobierno central.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies