Fontilles abre una web para alertar del olvido de las enfermedades ligadas a la pobreza

Detección de la lepra en niños
FONTILLES
Publicado 22/09/2017 11:35:20CET

VALÈNCIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La asociación Fontilles, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la lucha contra la lepra, ha abierto al público una página web en la que alerta sobre el olvido y la desatención de las enfermedades tropicales ligadas a la pobreza.

La publicación de la página coincide con el segundo aniversario de la firma, el 25 de septiembre de 2015, de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030, entre cuyas metas destaca la erradicación de dichas dolencias, que afectan a mil millones de personas en todo el mundo, una sexta parte de la población del planeta, informa la entidad a través de un comunicado.

La web enfermedadesolvidadas.org, desarrollada gracias a la colaboración del Ayuntamiento de València y con versión bilingüe castellano-valenciano, pretende sensibilizar a la población sobre la persistencia de la lepra, el mal de Chagas, la úlcera de Buruli, la leishmaniasis cutánea y la filariasis linfática.

Lejos de reducirse y pese a disponer de tratamientos de prevención y cura efectivos y poco costosos, la prevalencia de las enfermedades tropicales desatendidas (ETD) se mantiene estable como consecuencia de la falta de acceso de las personas afectadas a una atención sanitaria adecuada debido a la extrema pobreza de las zonas del planeta en que se producen.

Desde Fontilles ponen de manifiesto que en 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue informada de la detección de 211.973 nuevos casos de lepra en 102 países, sobre todo en India (127.326), Brasil (26.395) e Indonesia (17.202); de 2.037 casos de úlcera de Buruli en 13 países, fundamentalmente de África Occidental y Central; y de 177.085 casos de leishmaniasis cutánea en 34 países, básicamente en Siria (50.972), Afganistán (19.707), Brasil (19.395), Iraq (18.884) e Irán (18.607). Además, la OMS calcula que entre 6 y 7 millones de personas viven afectadas por el mal de Chagas, mayoritariamente en América Latina, y 120 millones por la filariasis linfática, generalmente conocida como elefantiasis.

CONDICIONES "EXTREMAS"

Las ETD, añaden, se concentran en zonas rurales o urbanas, principalmente suburbios de grandes ciudades, en las que los efectos del calor y la humedad se ven agravados por unas condiciones de vida extremas: falta de agua potable, ausencia de saneamiento y canalización de aguas residuales, presencia de aguas estancadas, acumulación de basura, hacinamiento de la población y debilidad de los sistemas locales de salud.

Aunque las consecuencias de las ETD varían, todas ellas provocan, si no se tratan a tiempo, consecuencias que tienden a perpetuar la situación de pobreza y el riesgo de exclusión social. Destacan, entre ellas, el surgimiento de discapacidades, ceguera, hemorragias severas, úlceras, lesiones crónicas, e, incluso, la muerte. Además, según explica el coordinador de proyectos internacionales de Fontilles, Eduardo de Miguel, "el terrible estigma que les acompaña genera discriminación y rechazo, no sólo de las personas enfermas, sino también de sus familiares más cercanos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies