Gandia inicia proceso de información pública para instalar un colegio internacional en un edificio municipal

Actualizado 20/05/2013 19:36:23 CET

VALENCIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del gobierno municipal de Gandia (Valencia), Víctor Soler, ha informado este lunes en rueda de prensa del acuerdo tomado en la Junta de Gobierno Local para iniciar el procedimiento de información pública para instalar un colegio internacional en el edificio del Centro de Servicio Integrales y de Ocupación Municipal, CSI-COM, y la parcela anexa, ambas situadas a la entrada del polígono de Alcodar.

La empresa que quiera optar a este concurso público deberá presentar una inversión de tres millones de euros, un canon de 150.000 euros y construir un centro con capacidad para 850 alumnos. Víctor Soler ha destacado que en un mundo "donde cada vez es más importante el conocimiento y el dominio de idiomas, hemos puesto todos nuestros esfuerzos para dotar a los estudiantes de Gandia y de alrededor, de medios de aprendizaje adecuados y de calidad en una lengua internacional".

El portavoz municipal ha señalado que el Gobierno Municipal tratará de ofrecer un nuevo centro que se adapte a las exigencias de los estudiantes y donde alumnos de otras localidades puedan completar su formación. Asimismo, ha hecho referencia a "la falta de infraestructuras educativas de este tipo en la ciudad, las listas de espera y el desplazamiento al que se ven obligados para poder estudiar en una lengua internacional".

El futuro colegio internacional podría estar listo para el curso 2014-2015, aunque Soler ha señalado que los plazos administrativos "siempre son muy complicados y las fechas a veces no se pueden aventurar".

Después del procedimiento de información pública aprobado este lunes, comenzará la licitación y posterior concurso para que la empresa que opte a gestionar el colegio se haga cargo "no solo de la adecuación sino también de la reforma de las obras y de la gestión", ha explicado Soler quien ha indicado que ya hay empresas interesadas.

"Es un gran proyecto para una gran ciudad", ha añadido Soler, quien ha destacado que será importante desde el punto de vista tanto educativo, como desde el punto de vista económico y social, ya que "de forma directa generará 180 puestos de trabajo".

Las empresas que quieran optar a ubicar un colegio internacional en Gandia podrán presentar sus ofertas, con tres millones de euros de inversión, un canon anual de 140.000 euros, y una capacidad de 850 alumnos. No obstante, Soler ha recordado que el alumnado irá completándose a medida que avancen los cursos hasta alcanzar el ciclo completo. La concesión será por 50 años.

El lugar escogido para ubicar el centro es el edificio municipal donde actualmente se encuentra el Centro de Servicios Integrales y de Ocupación Municipal. Un edificio que, según el portavoz municipal, Víctor Soler, presenta muchos problemas "de mantenimiento, de infraestructura, en el que no se ha actuado prácticamente desde su origen y es un edificio que necesita una inversión importante para modernizarlo y actualizar sus infraestructuras".

El centro ocuparía el solar adyacente al edificio del que Víctor Soler ha asegurado que "a día de hoy está vacío y es un emplazamiento magnífico para dotar a Gandia de una infraestructura educativa que además nos da capitalidad, proyección e importancia como ciudad". En cuanto a las oficinas del CSI-COM Soler ha destacado que no desaparece y serán ubicadas en otras instalaciones municipales.

Soler ha asegurado que este tipo de centros atrae también a nueva población: "es mucha la gente que puede escoger su destino o su domicilio en función de las infraestructuras también educativas que existan en una ciudad. Son colegios que son muy demandados por una parte de la ciudadanía con un nivel adquisitivo alto y esto también nos interesa como ciudad".

"AUTÉNTICO DESPROPÓSITO"

Por su parte, el concejal de Compromís per Gandia, Facund Puig, ha tildado de "auténtico despropósito" que se apueste por la educación privada. Por ello, ha dejado claro que su grupo no apoyará este tipo de iniciativas, "porque el dinero público es para la educación pública". "Es de una hipocresía total cargarse la enseñanza pública, con fuertes recortes económicos, en infraestructuras y personal docente, mientras se apuesta por centros elititstas", ha destacado.

El edil de la coalición considera que este tipo de proyectos provocarán "el cierre de unidades a centros públicos, e incluso afectará a la enseñanza concertada y privada de la ciudad, con el consecuente despido de trabajadores".

Puig tampoco entiende que el Ayuntamiento "que tiene problemas para pagar los alquileres de locales con servicios municipales, renuncie a un edificio público y traslade el CSI-COM a otro lugar, por el que igual tiene que pagar".

REUNIÓN DEL CONSELL ESCOLAR MUNICIPAL

Finalmente, el representante de Compromís per Gandia ha solicitado, por registro de entrada, la convocatoria extraordinaria y urgente, del Consell Escolar Municipal para que aborde la cuestión y traslade su preocupación y malestar al gobierno local de Gandia.