García-Gasco critica que España "no es una excepción en los malos tratos que reciben las familias por los legisladores"

Actualizado 18/06/2006 16:11:50 CET

VALENCIA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) - El arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, criticó hoy, durante su homilía de la misa del Corpus Christi en la Catedral de la ciudad, que las familias viven hoy "unas circunstancias particularmente difíciles por los malos tratos que reciben de parte de los poderes públicos y los legisladores en muchas partes del mundo, sin que sea España una excepción".

El prelado aseguró también que la próxima visita del papa Benedicto XVI, con ocasión del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), hace que la solemnidad hoy del Corpus Christi "adquiera entre nosotros una connotación singular". En este sentido, animó a todas las familias cristianas de Valencia a mantener un espíritu de acogida durante todo el EMF.

Afirmó que el viaje apostólico del papa a Valencia es "una visita que nos muestra el amor de Dios y pretende difundir la paz, la concordia y el entendimiento". De igual modo, es también "una visita que recibimos con alegría, agradecimiento y responsabilidad", apostilló.

En su homilía, el prelado destacó que la solemnidad hoy del Corpus Christi "es también una fiesta que llega muy directamente a las familias" ya que "es la fiesta del amor de los amores, del amor familiar más intenso porque tiene en Dios su origen y su morada".

Monseñor García-Gasco defendió que "el amor eucarístico es el modelo para el amor familiar" e insistió en que "amar a Dios es, en realidad, una mentira si el hombre se cierra al prójimo o incluso lo odia". Por ello, "nada hay más lejos de los cristianos que el odio, la violencia, la injusticia, el rencor".