La Generalitat inicia los tratamientos terrestres contra la mosca de la fruta en zonas citrícolas

Actualizado 06/07/2015 1:53:52 CET

VALENCIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua iniciará este lunes los tratamientos terrestres colectivos contra la población de la mosca de la fruta en las zonas citrícolas de la Comunitat Valenciana, en el marco de la estrategia ante la Ceratitis Capitata.

Según ha indicado la Generalitat en un comunicado, para cumplir con esta medida se van a emplear un total de 28 vehículos tipo quad adaptados al tránsito por las explotaciones y equipados con dispositivos de pulverización mientras que los insecticidas utilizados serán el Lambda Cihalotrin mezclado con proteína hidrolizada o Spinosad.

Los tratamientos se dirigen a las plantaciones que presentan fruta susceptible de ser atacada por este insecto en todas las zonas citrícolas, y las aplicaciones se centran en los focos provocados por variedades tardías que presenten fruta susceptible, así como para proteger la fruta de las plantaciones con variedades extratempranas que vayan entrando en maduración.

Además, la Conselleria también reparte gratuitamente entre los agricultores el producto fitosanitario para aquellos tratamientos individuales de variedades extratempranas y tempranas de cítricos. Ya se ha realizado el reparto para variedades extratempranas, y está abierto el periodo de solicitud de producto para las variedades tempranas de cítricos.

Concretamente, para extratempranas se ha repartido más de 2.600 litros del producto lambda cihalotrin y proteína hidrolizada, que servirá para realizar tratamientos 'de parcheo' en más de 8.000 hectáreas de cítricos extratempranos, con el objetivo de reducir poblaciones de mosca y proteger la fruta.

Por otra parte, durante los meses de julio y agosto, la Conselleria ha colocado más de 18.000 trampas de Ceratitis capitata en más de 13.500 higueras repartidas por más de 84.000 hectáreas de las zonas citrícolas valencianas, ya que durante los meses de verano la plaga es capaz de reproducirse en las higueras aisladas que hay entre las plantaciones de cítricos y las utiliza de reservorio para los ataques posteriores a los cítricos.

Además, desde el mes de mayo se han colocado más de 92.000 trampas sobre unas 11.400 hectáreas de cítricos extratempranos en zonas estratégicas de control donde tradicionalmente los niveles de plaga han sido más elevados, como zonas de la Plana Alta y Plana Baja de Castellón, del Camp de Morvedre, Ribera Alta y Safor en Valencia y de la Marina Alta en la provincia de Alicante.

Como novedad, también se ha realizado el reparto de trampas a los agricultores que tienen plantaciones de frutales de hueso, higueras, caqui, uva de mesa y variedades extratempranas de cítricos, tanto en cultivo ecológico como convencional, ubicados en zonas donde no se realizan liberaciones de machos estériles. En total se han repartido más de 46.500 trampas, que con la aportación de los agricultores permiten proteger cerca de 1.900 hectáreas.

A partir del mes de septiembre la Conselleria también informa semanalmente a los agentes interesados de los mapas y zonas de riesgo, que se obtienen teniendo en cuenta el nivel de plaga, la tendencia, la densidad de las distintas variedades de cítricos en función de la época, y tienen carácter orientativo.

Estas actuaciones sirven para reducir los niveles de población, y es imprescindible que cada agricultor realice tratamientos en sus campos con variedades receptivas para una efectiva protección de la fruta. En función de los niveles de riesgo, existe la posibilidad de realizar tratamientos aéreos colectivos mediante avión y helicóptero que permiten actuar con agilidad ante repuntes puntuales de los niveles de plaga.

La estrategia contra la mosca incluye actuaciones como la liberación de machos estériles en campo a una media semanal de 400 millones de ejemplares, tratamientos colectivos aéreos y terrestres, reparto de productos fitosanitarios y del material para realizar los trampeos masivos, control de focos en higueras aisladas, seguimiento de los niveles de plaga, así como información al sector sobre el estado de la población de la mosca y las zonas de mayor riesgo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies