La Generalitat recurrirá la concesión de conciertos a dos centros y velará por que abonen el aval de 1,1 millones

 

La Generalitat recurrirá la concesión de conciertos a dos centros y velará por que abonen el aval de 1,1 millones

Fachada del Tribunal Supremo
EUROPA PRESS
Publicado 13/07/2017 14:29:36CET

VALÈNCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat valenciana recurrirá al Tribunal Supremo (TS) la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de adoptar la medida cautelar de otorgar el concierto de bachillerato a dos centros privados. El Gobierno autonómico "acata la resolución del tribunal, pero, como no la comparte y no es firme, presentará un recurso de casación", asevera.

La sección cuarta de la sala de lo contencioso-administrativo del TSJCV ha dictado dos autos en los que admite los recursos interpuestos por dos centros --La Purísima de València y Domus de Godella-- y paraliza la eliminación del concierto de las unidades de primero de bachillerato para el curso 2017/2018, concierto que concede de forma cautelar mientras se resuelve el fondo del recurso contencioso-administrativo. El tribunal exige para ello como caución el importe pecunario de la financiación pública que reciba de la administración en concepto del concierto educativo y se estima que sea por dos años, que es la duración previsible del proceso judicial.

Al respecto, el Ejecutivo valenciano subraya que velará "para que se asegure que los centros abonen la cantidad económica estipulada por el tribunal que les permitiría tener los conciertos en Bachillerato".

Esta cantidad se estima aproximadamente en 1,1 millones de euros, de los cuales más de 539.000 son del centro La Purísima de València y más de 545.000 del centro Institución Cultural Domus de Godella, detalla en un comunicado la Conselleria de Educación, que agrega que "eso es lo que cuesta a los valencianos y valencianas la existencia de estos conciertos no necesarios, que duplicarían los recursos económicos invertidos por la Generalitat, ya que la oferta de escolarización a sus zonas está cubierta con los centros públicos y concertados a que aseguran ya un servicio educativo suficiente".

"La Generalitat --prosiguen-- no está en contra de los centros educativos concertados, estos son necesarios siempre que la red educativa pública no cubra las necesidades de escolarización. Es por eso que la administración tiene concertado un 20 por ciento de la enseñanza no obligatoria como el Bachillerato".

Y añaden: "La Generalitat, allá donde hay que concertar, pone todos los recursos necesarios a los centros privados concertados para garantizar la calidad educativa que se merecen nuestros niños y niñas. Es por ello, también, que estos centros automáticamente pasan a ser tratados por la administración como los centros públicos, ya que la máxima prioridad es asegurar al alumnado valenciano la educación de calidad que se merece".

Prueba de ello es que "con el actual Conselleria, el profesorado de los centros concertados ha cobrado los retrasos en nóminas que no recibía de la antigua administración, se han abierto para el próximo curso muchas más unidades de Educación Especial en este centros y tienen muchos más recursos para la mejora educativa, entre otros", agregan desde el departamento que dirige Vicent Marzà.

Asimismo, recuerdan que los conciertos de Bachillerato finalizaron a principios de 2017, por tanto la Generalitat no ha eliminado ningún concierto de Bachillerato ya que "ya no estaban en vigor". La administración abrió un período para concertar aquellos servicios educativos no obligatorios que son necesarios de acuerdo con la planificación educativa y la aplicación de los criterios de eficiencia y sostenibilidad de los recursos públicos, evitando la duplicidad de recursos invertidos en un mismo servicio.

CONCIERTO DEL 86% DE LAS SOLICITUDES

Fruto de este proceso de concertación al que se han presentado decenas de centros educativos privados, se han ordenado todas las solicitudes en virtud de los criterios reglamentariamente establecidos al Decreto 6/2017 y en la normativa básica estatal. Los centros que han obtenido una mayor baremación son los que se ha concedido el concierto, y aquellos que han quedado en las últimas posiciones, como el Institución Cultural Domus o La Purísima, no han sido concertados. En total se ha realizado la concertación de Bachillerato en un 86,2% de los casos de solicitudes por necesidades de escolarización, precisan.

El Consell aprobó en enero de 2017 el decreto por el que se regulan los conciertos educativos en la enseñanza. A principios de 2017 finalizaron los conciertos de los niveles no obligatorios (Bachillerato). Por primera vez, la Generalitat "puso orden a arbitrariedades de concertación y una falta absoluta de criterios objetivos y transparentes que determinaron las necesidades de concertación con respecto a las necesidades reales de escolarización", argumentan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies