Gobernación decreta Preemergencia por lluvias intensas en la Comunitat ante un nuevo episodio de precipitaciones fuertes

Actualizado 04/10/2007 14:08:09 CET

El CCE ha dado aviso a los ayuntamientos y organismos de emergencia y ha puesto en marcha el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones

VALENCIA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Gobernación, a través del Centro de Coordinación de Emergencias autonómico (CCE), ha decretado la preemergencia por lluvias intensas en la Comunitat Valenciana ante un nuevo episodio de chubascos fuertes que pueden alcanzar los 100 litros por metro cuadrado en 12 horas, según el Instituto Nacional de Meteorología.

Según informó la Generalitat en un comunicado, ayer por la tarde se dio por finalizado el aviso de precipitaciones intensas que había estado vigente desde el pasado martes. No obtante, para la jornada de hoy, el INM apunta que se espera un día "nuboso o muy nuboso con chubascos fuertes o localmente muy fuertes que pueden ir acompañados de tormenta y acumular 100 litros en 12 horas, comenzando por el sur de la comunidad y desplazarse hacia el norte, disminuyendo de intensidad por la tarde en el sur a moderados y dispersos".

El Boletín de fenómenos adversos remitido por el INM indica que la probabilidad de que se produzca este nuevo episodio de lluvias intensas oscila entre el 40 y el 70 por ciento.

Ante esta nueva situación, el CCE ha puesto en marcha el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones para "coordinar cuantos recursos sean necesarios en caso de que se produzcan incidentes relevantes como consecuencia de las lluvias".

Asimismo, ha informado a todos los ayuntamientos y organismos de emergencia para que estén "atentos" a la climatología adversa y adopten las medidas preventivas que consideren necesarias, tal y como figura en el CD informativo de la Campaña de Prevención de Inundaciones 2007 que la Conselleria de Gobernación ha remitido a todos los municipios de la Comunitat.

La Generalitat recomienda en estos casos alejarse de las riberas de los ríos y barrancos y no permanecer en los puentes; usar el vehículo sólo si es absolutamente imprescindible; informarse de la situación antes de iniciar el viaje; circular preferentemente por carreteras principales y autopistas y no intentar nunca cruzar un lugar inundado o un puente que ofrezca dudas sobre su resistencia.

En el caso de fenómenos tormentosos con aparato eléctrico, se debe evitar permanecer en lo alto de colinas. Si se está conduciendo, el coche es un buen lugar para permanecer, tras bajar la antena de la radio y cerrar puertas y ventanas, ya que ante la caída de un rayo se crea la llamada 'Jaula de Faraday' que aísla eléctricamente. En casa se deben cerrar las puertas y ventanas para evitar corrientes de aire y desconectar los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.

Si la tormenta coge por sorpresa en el monte y no hay cerca un coche o un refugio, no se debe buscar nunca bajo un árbol, ya que podría actuar como pararrayos. "Lo más conveniente es esperar que pase la tormenta en cuclillas, quietos, lo más agachados posible, tocando el suelo sólo con las botas (la goma de las suelas es buen aislante)", señaló.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies