González Pons dice que Ciegsa era "necesaria" y que "todos se comportaron con honestidad y arreglo a la ley"

González Pons en la Comisión de Ciegsa
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2017 14:55:39 CET

Asegura que en el PPCV "se abrió una auténtica Guerra Civil" y que él mantuvo el "equilibrio" entre las distintas "familias"

   VALÈNCIA, 28 (EUROPA PRESS)

   El conseller de Educación entre los años 2003 y 2004, el 'popular' Esteban González Pons, ha destacado este viernes que la empresa pública Ciegsa era "necesaria" porque a la llegada del PP a la Generalitat "faltaban muchas infraestructuras escolares", al tiempo que ha asegurado que durante el tiempo en el que él estuvo al frente de la misma "convivieron todas las familias del PP" en su seno y "todas las personas se comportaron con honestidad y con arreglo a la ley".

   "En la empresa no había nadie que mandara exactamente, sino que había equilibrio", ha defendido, tras indicar que su decisión de no terminar la ampliación del IVAM para dedicar el dinero a la construcción de colegios "abrió una auténtica guerra civil" en el PPCV y en su grupo parlamentario en las Corts, entre los partidarios de Eduardo Zaplana, presidente saliente, y Francisco Camps, que ocupó la Presidencia de la Generalitat a partir de junio de 2003.

   González Pons, que no ha querido hacer declaraciones a su llegada a las Corts, se ha manifestado en estos términos durante su comparecencia en la Comisión de Investigación de las actividades de la empresa pública Construcciones e Infraestructuras Educativas de la Generalitat Valenciana, SA, (Ciegsa), --creada a raíz de un informe de la Intervención que detectó más de mil millones de euros en sobrecostes, que a su juicio "tiene mucho que discutir"--, en la que ha defendido que durante su etapa como conseller los técnicos hacían adjudicaciones y eran los que tomaban las decisiones.

   El actual portavoz del PP en el Parlamento Europeo, que sucedió al conseller de Educación Manuel Tarancón, fallecido en 2004, ha apuntado que la época en la que llegó al Gobierno autonómico fue "particularmente convulsa en términos políticos". De hecho, ha precisado que su decisión de no destinar fondos para ampliar el IVAM y dirigirlos a las infraestructuras escolares y a la eliminación de aulas prefabricadas "abrió una auténtica guerra civil en el PP y en el grupo parlamentario".

   "Fue una época particularmente convulsa en términos políticos en mi partido y en el Gobierno del que yo formaba parte; la que el PPCV vivió durante el primer año -de Presidencia-- de Francisco Camps", ha aseverado González Pons, que ha agregado que durante su presidencia en Ciegsa buscó "un equilibrio de poderes" entre las distintas "familias" del partido en el seno de la empresa para que las decisiones se tomasen de forma consensuada.

   Así, ha incidido en que equilibró "la situación de todo el mundo", de manera que mantuvo a García Lliberós como gerente de Ciegsa -éste afirmó en su comparecencia que había sido apartado en detrimento de Máximo Caturla-- y otorgó los mismos poderes a su asesor Juan José Andrés.

   "Lo fiché para que me mantuviera al tanto de lo que ocurría en la sociedad, despachaba con él y con Lliberós; acabaron teniendo los mismo poderes sin recortárselos a Lliberós, no lo saqué de su despacho", ha incidido el 'popular', quien ha agregado que el papel de Máximo Caturla, entonces secretario autonómico de Educación y que tenía "su confianza", era el de "un consejero más dentro de la sociedad".

SOBRECOSTES EN OBRAS

   Respecto a los sobrecostes en las obras, que según ha indicado "supervisaba Ciegsa" y recepcionaba la Generalitat con la presencia de un Interventor, ha señalado que en su época -"hablo de lo que yo sé"- el aumento en los costes se debía, principalmente, a que los técnicos revisaban "proyectos antiguos" que había que actualizar, por lo que se "convertían en más caros"; a que hasta entonces se adjudicaban los contratos con proyecto base y no de ejecución, una premisa que él cambió según ha indicado; y por haberse licitado por lotes.

   En este sentido, ha apuntado que al inicio estaba justificado que se licitaran de este modo por la "urgente" necesidad de construir centros tras la entrada en vigor de la Logse, que, tal y como ha subrayado, "obligaba a desdoblar los centros y había que separar Primaria de Secundaria". González Pons ha aseverado además que las modificaciones de contratos y de obra que se producen en la actualidad también se producían en aquella época.

   "Ahora el Gobierno, en el que Podemos está sin estar, sólo han puesto un centro en funcionamiento y los padres se están quejando de grietas y desconchados y no hay ni aulas prefabricadas", ha lamentado el 'popular', quien ha defendido que en su año como conseller tuvo que hacer frente a la incorporación de 10.000 niños en un curso escolar.

"LAS CUENTAS DEL GRAN CAPITÁN"

   El exconseller ha considerado además que "quienes certificaban los sobrecostes deberían comparecer" porque si no en la comisión no va a haber "más que teorías" y corre el riesgo de convertirse "en la comisión de las cuentas del gran capitán, que acaba persiguiendo cosas que deberían perseguirse pero olvidando los colegios que se construyeron", ha destacado el 'popular'.

   Asimismo, ha reivindicado que "las disputas políticas nos las pague el sistema educativo". "Eso sí es un crimen, la educativa debe ser la primera política de consenso; si fuéramos capaces de que lo fuera, estaríamos diciendo la verdad cuando decimos que queremos construir un futuro juntos", ha aseverado.

   "Si volviera atrás, volvería a empezar como lo hice como conseller: no voy a construir la ampliación del IVAM sin haber eliminado los barracones; yo no pondría en marcha la nueva televisión pública hasta que todos los niños no tuviesen un aula digna", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies