La Guardia Civil detiene a cinco personas por estafar 900.000 euros a una empresa harinera

Actualizado 13/07/2012 16:33:36 CET

CASTELLÓN, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Castellón, en colaboración con la Guardia Civil de Navarra, ha detenido a cinco hombres, que presuntamente estafaron 900.000 euros a una empresa harinera, y a los que también se les imputa los delitos de pertenencia a organización criminal, apropiación indebida y falsedad documental, según ha indicado el Instituto Armado en un comunicado.

La actuación de la Guardia Civil se inició a raíz de una denuncia presentada el pasado mes de mayo en Navarra en la que los perjudicados, los cuales son socios de una harinera, contaron a los agentes que sospechaban que estaban sacando subproducto de trigo de su empresa sin abonarlo.

Las investigaciones concluyeron que los procesos que se siguen en la harinera están estandarizados y permiten un seguimiento de los productos allí procesados. Dicho proceso consiste en que, del grano de trigo que llega a la harinera, una parte se convierte en harina y otra se convierte en subproducto que es posteriormente destinado para la venta a empresas de alimentación animal o fábricas de pienso. Al ser un producto muy perecedero dicho subproducto, necesitan vender todos los días el mismo.

Fue al realizar el cierre de enero de 2012 cuando los gestores de la harinera observaron que no coincidían los datos de subproducto entre lo fabricado y vendido. Por dicho motivo los guardias civiles iniciaron la 'Operación PAM', para tratar de esclarecer los hechos que se denunciaron. Fruto de las investigaciones detectaron que, desde 2009 hasta 2012 se pudieron sustraer más de 6.000 toneladas de subproducto valoradas en más de 900.000 euros.

MODUS OPERANDI

Entre los sospechosos se encontraban empleados de la harinera estafada así como transportistas y clientes que compraban el subproducto. Para ello un vendedor de subproducto de la harinera pactaba con ciertos clientes la entrega del subproducto sin albarán y factura. Posteriormente otro cómplice informaba a la persona que cargaba los camiones cuáles de los mismos iban a salir sin albarán.

Asimismo crearon una red de empresas pantalla a las que les facturaban albaranes para justificar ciertos envíos. Algunos de los albaranes eran entregados a los transportistas, pero posteriormente eran borrados del sistema informático de la harinera.

Por dichos motivos los agentes a cinco hombres de entre 29 y 59 años de edad vecinos de las poblaciones castellonense de Almenara y Algimia de Almonacid, Gandia (Valencia) y Sarrión (Teruel). Todos ya han pasado a disposición judicial.