La Guardia Civil se incauta de 850 plantas de marihuana en una vivienda de Calpe

Interior del sótano
CEDIDA
Actualizado 08/08/2016 16:58:49 CET

ALICANTE, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han desarticulado en Calpe una banda organizada supuestamente dedicada al cultivo de marihuana en una operación en la que han detenido a cuatro personas y se han incautado de 850 plantas en el sótano de un chalé, según ha informado el instituto armado.

Los agentes sospecharon de la existencia del cultivo a partir del fuerte olor a marihuana que se apreciaba en los alrededores. La operación la han desarrollado agentes del puesto de Calpe en colaboración de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Alicante.

La operación 'Groen' se inició en julio por agentes de Calpe y concluyó con la entrada y registro de una vivienda, situada en la urbanización Gran Sol y en la que fueron detenidos cuatro ciudadanos holandeses como presuntos autores de los delitos de cultivo y elaboración de droga, contra la salud pública, constitución de organización criminal y defraudación de fluido eléctrico.

OLOR A MARIHUANA Y RUIDO DE MOTORES

Días previos al inicio de la operación, los agentes pudieron observar que en los alrededores de la vivienda se apreciaba un fuerte olor a marihuana y que se oía un ruido continuado de motores. El olor que se desprende en las cercanías de una plantación de este tipo es detectable en varios metros a la redonda. La Guardia Civil comenzó de inmediato con las investigaciones, hasta localizar el domicilio exacto en el que se realizaba el cultivo.

Durante la investigación, la Guardia Civil averiguó que había cuatro personas implicadas, que se turnaban para realizar las labores de cultivo de la marihuana, estableciendo turnos para evitar pasar demasiado tiempo en el interior del sótano, probablemente para evitar los efectos negativos de exposiciones prolongadas al fuerte olor que desprendían las plantas.

Tras el registro, se comprobó que en el sótano de la vivienda había tres salas bien distribuidas y organizadas para atender una importante plantación de marihuana. En una de las salas, los presuntos autores tenían colocados los maceteros en los que sembraban la sustancia.

Las otras dos salas eran empleadas una para el establecimiento del sistema de alumbrado y ventilación, y otra para almacenar el abono y las herramientas de cultivo respectivamente. Empleaban la última tecnología en sistemas de iluminación y riego para acelerar su crecimiento y habían instalado un potente sistema de ventilación.

Los detenidos, de entre 40 y 50 años, tienen antecedentes por hechos similares y han sido puestos a disposición judicial. La droga ha sido remitida a la autoridad sanitaria para su análisis.