El gurú del diseño David Carson celebra que "hay un movimiento de vuelta al diseño expresivo, no aburrido"

David Carson en la UPV
UPV
Publicado 23/02/2017 17:56:54CET

VALENCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

David Carson, el diseñador 'grunge' más importante de los 90, ha impartido una conferencia en la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València (UPV) en la que ha explicado que en las últimas décadas "los diseñadores se han hecho vagos y han dejado que los editores tomen las decisiones" pero "afortunadamente parece que ahora hay un movimiento de vuelta al diseño expresivo, no aburrido, no monótono e igual", con lo que "vuelve la experimentación".

El diseñador ha ofrecido decenas de consejos a los estudiantes, empezando por la importancia del mensaje: "No confundáis la legibilidad con la comunicación. Que sea legible no garantiza que se comunique". Además de mostrar sus numerosos trabajos de varias décadas, Carson ha enseñado, sobre todo, los diseños que los clientes no eligieron.

"Las grandes marcas son muy diferentes a los clientes a los que yo estaba acostumbrado. Ponen muchas restricciones. Tantas que, al final, solo quedan dos opciones: abandonar o aceptar el desafío. Para mí también ha sido estimulante colaborar con ellas. Cuando he conseguido convencerles de algo lo he visto como una pequeña victoria", ha dicho.

Carson es un diseñador icónico, quizás el más importante de la década de los 90. Su trabajo es reconocido internacionalmente por el marcado carácter innovador de sus propuestas, especialmente a través del uso de tipografías experimentales. Estudió sociología y fue profesor y surfista profesional durante los 70, faceta que le permitió dirigir artísticamente varias revistas de música, skaters y surf, con las que supo captar la atención del mundo editorial y publicitario.

Ha arrancado su charla mostrando al público varias fotografías de su oficina (un portátil apoyado en una silla de jardín al aire libre) y ha hablado de la pasión que le pone a su trabajo: "Me divierto haciendo proyectos. No distingo entre ocio, juego, experimentación y trabajo. Me apasiona lo que hago y no descanso, porque no voy al trabajo ni vuelvo a casa mirando el reloj".

A continuación, el diseñador ha repasado la multitud de objetos que inspiran su obra: desde detalles de la naturaleza a grafitis de medio mundo, texturas, señales eléctricas, dibujos de su hija, construcciones destartaladas, colores vivos, una pared en Brooklyn, una señal de tráfico en el Caribe, carteles rotos con trozos arrancados y superpuestos que crean una nueva percepción y, en general, cualquier cosa que pueda resultar intrigante. "Fotografío todo lo que veo que puede generar sensaciones", ha dicho.

ROMPER LAS REGLAS

Carson ha explicado su ruptura con las normas, aunque ha matizado: "No se puede decir que haya roto las reglas. Simplemente nunca las conocí, así que hice lo que quería. Nunca he utilizado cuadrículas, en mis diseños no hay sitios predefinidos para las cosas y, desde luego, no permito que el ordenador decida por mí donde deben ir los logos, los números de páginas o cualquier otro elemento. Para mí, todo es importante, hasta el mínimo detalle".

"Me gustan los recortes que hago en las fotografías. Me gusta que las fotografías determinen con su textura qué tipografía va a encajar en cada caso. Enseñar solo una parte del todo sirve para estimular el interés por saber más. Cualquier técnica es útil para conseguir llamar la atención del público y ayudar a las empresas a reinventarse", ha concluido Carson.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies