Un hombre cumplirá siete años y medio de cárcel por intentar matar a su suegro de una paliza en València

Publicado 02/11/2017 16:43:48CET

VALÈNCIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un hombre cumplirá siete años y medio de cárcel por intentar matar a su suegro de una paliza, en la que le dejó inconsciente, tras acudir este último a su vivienda de València alertado porque el acusado se mostraba agresivo con su hija, a la que reprochaba su tardanza en llegar a casa, de madrugada.

La defensa del acusado se mostró de acuerdo con la calificación fiscal de los hechos de intento de asesinato con la concurrencia de arrebato, por lo que solicitó siete años y medio de cárcel en la vista celebrada en la sección quinta de la Audiencia de Valencia.

Los hechos sucedieron sobre las 3.00 horas del 19 de junio del año pasado cuando llegó a casa la pareja del acusado, quien había estado fuera con su hermano, su padre y un amigo común. En este momento, el ahora condenado mantuvo un enfrentamiento con la esposa por la hora de llegada, en la que adoptó una actitud "violenta y agresiva" --por la que fue condenado en otro proceso por lesiones--.

A la vista de su actitud, una de las hijas, menor de edad, llamó a su tío y a su abuelo para que acudieran en auxilio de su madre. El primero en aparecer fue el tío, quien llamó al telefonillo. El cuñado bajó a la calle, seguido por su mujer y sus cinco hijos, todos menores, y agredió a su familiar con un golpe que le dejó inconsciente en el suelo.

El cuñado sufrió un traumatismo craneoencefálico aunque no presentó denuncia. Instantes después, llegó el suegro, a quien también tiró al suelo de un golpe y lo dejó inconsciente al golpearse la cabeza con el asfalto. Sin embargo, una vez así, le siguió propinando patadas en la cabeza en un estado de "ofuscación".

Como consecuencia de la agresión, el suegro sufrió un traumatismo craneoencefálico severo, que le ha llevado a soportar tres intervenciones quirúrgicas y aún no ha finalizado el proceso para determinar sus secuelas. Los forenses declararon en la vista que, de no haber recibido atención, la víctima habría fallecido, ya que las lesiones eran mortales en su conjunto.

La Audiencia cree adecuado imponer al acusado la pena de prisión y la prohibición de acercarse a su suegro en un radio de 500 metros, a su domicilio, lugar de trabajo o contactar con él por 15 años. Respecto a la indemnización, se difiere la determinación de la cuantía al momento de una nueva valoración.