Hospital Quirónsalud Valencia pone en marcha una unidad para el tratamiento integral del cáncer de mama

Equipo Unidad cáncer de mama del Hospital Quirón
QUIRÓNSALUD VALENCIA
Publicado 04/05/2017 14:54:40CET

VALÈNCIA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Quirónsalud Valencia ha puesto en marcha una nueva unidad especializada en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama que se encuentra "al nivel más avanzado en España y está dotada con la última tecnología para abordar la patología mamaria, tanto benigna como maligna".

Integrada por especialistas en cirugía, oncología, diagnóstico por la imagen, anatomía patológica y cirugía plástica y reconstructiva, especializados todos ellos en el ámbito de la senología, está dotada, además, con la tecnología diagnóstica más moderna y puntera disponible en la actualidad, destaca el centro hospitalario a través de un comunicado.

"De esta forma --asegura el doctor José Luís Rey, director médico del Hospital Quirónsalud Valencia-- la mujer es recibida, valorada, diagnosticada, informada y tratada, en una misma unidad funcional, sin tener que recurrir a distintos centros o servicios no conectados entre sí. A esto hemos querido añadir la inmediatez diagnóstica y la cercanía humana, con el objetivo de minimizar en lo posible la angustia a la incertidumbre cuando una mujer se palpa o sospecha una lesión de mama".

Todos los años son diagnosticadas en España entre 23.000 y 25.000 mujeres de cáncer de mama, cifra que ha ido incrementándose de manera paulatina desde hace veinte años por los cambios en los hábitos cotidianos y el aumento de la esperanza de vida. El doctor Antonio Llombart, oncólogo de la Unidad de Mama del Hospital Quirónsalud Valencia, recomienda someterse a la primera mamografía entre los 35 y 40 años y continuar repitiéndola cada año en pacientes asintomáticas sin factores de riesgo y cada dos años a partir de los 50 años.

Lo importante es recalcar el valor fundamental del diagnóstico precoz para la supervivencia a la enfermedad, "ya que no es lo mismo tratar a un paciente con un tumor de 5 mm que de 5 cm, aunque a la de 5 cm podamos garantizarle un 90% de oportunidad de sobrevivir, con 5 mm tiene un 98% y, además, requerirá menos tratamientos", aclara el doctor Llombart.

ATENCIÓN "GLOBAL"

El especialista también señala la importancia de la atención por un equipo multidisciplinar como clave en el tratamiento de este tipo de cáncer: "Atender de forma global a cada paciente permite definir un programa terapéutico específico para cada una de ellas y orientar a terapias muy diferentes, por lo que es muy importante que la valoración inicial de la decisión y la organización terapéutica sea tomada por un colectivo de especialistas en el que están implicados los mejores en cada una de las áreas para acometer con éxito el tratamiento", explica.

El tratamiento quirúrgico del cáncer de mama comprende la acción a dos niveles: la mama y la axila. En el primer caso, ya hace años que se demostró que el riesgo de recaída era prácticamente el mismo si se extirpaba toda la mama, que si se quitaba el tumor con margen de seguridad y posteriormente se administraba radioterapia.

"Es por ello que cada día hacemos más cirugía conservadora: quitamos el tumor con margen de seguridad. Para ello aplicamos técnicas y accesos que dejan cicatrices en zonas poco visibles, a la vez que se moviliza el tejido mamario para que la modificación de la mama sea mínima", explica el doctor Francisco Ripoll, especialista en cirugía mamaria de la unidad. "

"Otras veces es necesaria la extirpación total de la mama como en el caso de tumores grandes o mamas pequeñas". Otra de las técnicas aplicadas y que resultan de gran eficacia es la denominada como ganglio centinela: "Gracias a esta técnica evitamos quitar los ganglios de la axila que no se encuentran afectados y prevenimos los efectos secundarios de esta cirugía, como son infecciones, la hinchazón o la anestesia de la parte interna del brazo", aclara el especialista.

La unidad está dotada con un mamógrafo con tomosíntesis, uno de los más avanzados del mercado y cuya tecnología permite "evaluar la mama de forma volumétrica, en 3D, y obtener cortes milimétricos que favorecen un estudio mucho más preciso de la glándula, ya que elimina la superposición de estructuras normales que pueden ocultar la existencia de un tumor. Se ha demostrado que la tomosíntesis es capaz de detectar hasta un 30% más de cánceres de mama que la mamografía convencional, diagnosticando tumores en estadios muy precoces y mejorando por tanto el pronóstico", explica, por su parte, la doctora Elena Cascón radióloga de la Unidad de Mama.

En el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama juega un papel fundamental el estudio de la biopsia remitida al servicio de anatomía patológica, donde, además de realizar el diagnóstico, se caracteriza un gran número de marcadores biológicos que permiten el desarrollo de nuevas dianas terapéuticas.

Como declara el doctor Javier Alcácer, patólogo de la unidad, "en nuestro laboratorio hemos desarrollado métodos de diagnóstico molecular, cada vez más sensibles y específicos, que permiten la determinación de dichos marcadores biológicos y, con ello, la aplicación de tratamientos personalizados". Esta información supone una gran oportunidad para cercar la progresión del cáncer y aumentar el índice de supervivencia en las pacientes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies