El Hospital de La Ribera, acreditado como 'Centro de Referencia Nacional en Oncología Molecular'

La Ribera, acreditado como Centro de referencia nacional en oncología molecular
LA RIBERA
Actualizado 05/07/2015 1:58:47 CET

VALENCIA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario de La Ribera, en Alzira (Valencia), ha recibido recientemente la acreditación como 'Centro de Referencia Nacional en Oncología Molecular' concedida por la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP). Este reconocimiento, basado en estrictos criterios médicos europeos, "reconoce al centro sanitario de Alzira como puntero en tecnología, recursos, práctica clínica y labor de investigación en esta disciplina", según ha informado la Generalitat en un comunicado.

El centro se convierte así en uno de los 25 hospitales de toda España que ostentan esta distinción de los 47 que optaban a ella. En este sentido, también lo son prestigiosos hospitales como el Vall d'Hebrón de Barcelona, la Clínica Universitaria de Navarra, el 12 de Octubre de Madrid o el Virgen de la Macarena de Sevilla, entre otros.

Además, este rango de 'Centro de Referencia' supone que la Sociedad Española de Anatomía Patológica recomienda a otros hospitales y pacientes el centro de Alzira para la realización de estudios moleculares predictivos en cáncer.

Para obtener este reconocimiento nacional, el Hospital de Alzira ha tenido que superar una "exhaustiva" auditoría supervisada por expertos representantes de diferentes sociedades médicas nacionales e internacionales, como la Sociedad Española de Anatomía Patología, la Sociedad Española de Oncología Médica o la Internactional Academy of Pathology.

Según los expertos, los estudios de biomarcadores predictivos en Oncología Molecular son "fundamentales para obtener una mejor definición de determinados tipos de tumores (pulmón, colon y melanoma), con el objetivo de seleccionar para cada paciente la terapia oncológica más eficaz -ya sea quirúrgica, farmacológica o radioterápica- y con unos efectos secundarios mucho más tolerables para el paciente".

12 PUNTOS FUERTES

La auditoría ha identificado un total de 12 puntos fuertes en el Servicio de Biología Molecular del Hospital de Alzira, entre los que destacan ser una de las unidades de Estudio Genético en España con la "última y más avanzada" tecnología --por ejemplo, el secuenciador molecular y el autoanalizador más rápidos y precisos del mercado--; su alta actividad anual --449 estudios genéticos en 2013--; su participación en diversos proyectos de investigación oncológica a nivel nacional; sus exigentes estándares de calidad, el carácter universitario y docente y su Certificado de Calidad ISO 9001 del Laboratorio de muestras.

Según el doctor Ángel Zúñiga, Jefe del Servicio de Biología Molecular del Hospital de La Ribera, "esta acreditación supone dar un paso más en la lucha contra el cáncer y refuerza nuestra apuesta por mantenernos como un centro de referencia en la atención oncológica. De hecho, contamos con un equipamiento del que disponen muy pocos servicios de genética y biología molecular en España."

Gracias a esta acreditación, el Hospital Universitario de La Ribera participará en un Registro Nacional de Oncología Molecular para compartir con otros centros de España la información clínica y genética de los tumores tratados. Esta red a nivel nacional será actualizada periódicamente con las aportaciones de todos los centros autorizados por la Sociedad Española de Anatomía Patológica con el objetivo de obtener una información útil de la incidencia de tumores, prevalencias, diagnósticos y tratamientos.

Con más de 50 años de historia, la SEAP agrupa actualmente a más de 1.500 patólogos de toda España, especialistas responsables de establecer el diagnóstico definitivo de un alto número de enfermedades mediante el estudio al microscopio de los tejidos (biopsias) y las células (citologías). La doctora Luisa Morell, patóloga del Hospital y miembro de esta Sociedad, será la responsable de coordinar este registro nacional junto al doctor Zúñiga.

ESTUDIOS EN ONCOLOGÍA MOLECULAR

Los estudios moleculares consisten en un examen de la muestra del tejido para conocer -mediante el avanzado equipo del secuenciador molecular- cuál es la alteración que ha originado el tumor.

Estos estudios son "esenciales" en el manejo del paciente oncológico ya que permiten identificar el tumor a nivel molecular y maximizar la eficacia del tratamiento, de manera que se se disminuye la probabilidad de que el tumor reaparezca en el mismo sitio o de que las células cancerosas sobrevivan.

Según el doctor Zúñiga, los tratamientos individualizados que estos estudios permiten desarrollar "son más eficaces y seguros, ya que van dirigidos únicamente a las células afectadas por el cáncer y con menos efectos secundarios y, por tanto, supone más calidad de vida para el paciente."

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies