El Hospital de Torrevieja evita operar en 3 meses a 80 mujeres con una Consulta de Alta Resolución Ginecológica

Actualizado 18/08/2009 14:51:06 CET

ALICANTE, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Ginecología del Hospital de Torrevieja (Alicante) ha puesto en marcha una Consulta de Alta Resolución (CAR) Ginecológica que, en sus primeros tres meses, evitó a 80 pacientes pasar por quirófano, y consiguió además, eliminar la espera para casos de esterilización e histeroscopias quirúrgicas, según inform*p hoy en un comunicado la Generalitat.

En el mes de marzo, el servicio de Ginecología del centro torrevejense puso en marcha una Consulta de Alta Resolución, que consiste en "la integración y disponibilidad de los más avanzados recursos tecnológicos, en conjunto con la capacitación profesional, permitiendo un diagnóstico y/o tratamiento rápido de ciertas patologías ginecológicas", según señaló el jefe del servicio, Eduardo Cazorla Amorós.

Esta consulta cuenta, además de con el material de reconocimiento básico, con un Ecógrafo-Doppler, un Histeroscopio ambulatorio y un Videocolposcopio. "Esta tecnología avanzada permite que en una misma visita la paciente pueda realizarse su citología, ecografía ginecológica, colposcopia e histeroscopia; lo que supone un diagnóstico integral de la patología cervical, endometrial e incluso ovárica", señaló Cazorla.

La histeroscopia es una técnica que permite explorar el interior del útero introduciendo a través del cuello del útero un sistema de visión --lentes de 3 milímetros--, sin necesidad de anestesia y con una recuperación inmediata. El jefe de servicio indicó que "esta técnica permite descartar la existencia de patología endometrial como son los pólipos y miomas, característicos en pacientes de mediana edad; como así también, permite la esterilización tubárica o ligadura de trompas, en mujeres más jóvenes".

Las pacientes, que son derivadas desde el mismo servicio de Ginecología o de la Unidad de Salud Sexual y Reproductiva en el Acequión, evitan a través de este nuevo servicio, la espera para ser intervenidas, los riesgos derivados de la cirugía o las molestias de un post operatorio, además de incorporarse a la vida habitual de forma inmediata e incluso sin baja laboral.