Hosteleros de Pinedo y El Saler enviarán al MARM 160.000 firmas en apoyo a las terrazas antes de octubre

Terraza de un restaurante de playa valenciano.
EP
Actualizado 24/08/2010 16:30:53 CET

VALENCIA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los restaurantes de primera línea de playa de Pinedo y El Saler (Valencia) afectados por la aplicación de la Ley de Costas tienen previsto enviar al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) "entre 160.000 y 170.000 firmas" en apoyo al mantenimiento de las terrazas de estos establecimientos "a finales de septiembre".

Según ha explicado a Europa Press el representante legal de esos hosteleros, Javier Campomanes, desde enero han recogido ya 115.000 firmas "únicamente en los ocho restaurantes afectados en El Saler y Pinedo" y, en septiembre, tienen intención de repartir hojas de firmas a todos los comercios de Valencia "para lograr una repercusión aún mayor y dar a conocer al Ministerio todo ese apoyo".

Campomanes se ha mostrado convencido de que, con esa iniciativa, lograrán recabar "entre 160.000 y 170.000 firmas" antes de octubre y ha defendido que "el Gobierno, como representante político de los ciudadanos, tendrá que plantearse su actitud cuando vea que un cuarto de la población mayor de edad de Valencia le está pidiendo que deje la situación de los restaurantes de playa tal y como está".

"Desde el Ministerio tienen que plantearse lo que están haciendo y decidir si quieren dialogar o no para solucionar este conflicto", ha recalcado el letrado, quien ha apuntado que "si quieren diálogo, lo tendrán, pero si quieren guerra, también la tendrán".

En este sentido, ha señalado que si el MARM pretende solucionar esta cuestión "por la vía del decreto", va a "encontrar de frente" a los hosteleros de las playas de Pinedo y El Saler, que "cuentan además a su favor con un informe de Costas, que data de 2007, que abogaba por mantener las terrazas de los restaurantes".

"DECEPCIONADOS" CON ESPINOSA

Campomanes ha asegurado que los hosteleros a los que representa están "decepcionados" con unas declaraciones realizadas en julio por la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, en las que ésta "restó importancia a la situación alegando que este conflicto sólo afectaba a ocho restaurantes que se empeñaban en ir al revés del mundo".

"Eso no es así y ella lo sabe, pero desde ese momento no ha vuelto a haber ninguna comunicación, ni por su parte ni por la nuestra", ha sentenciado el abogado, quien ha confiado en que las firmas de apoyo que le harán llegar "propicien el inicio del diálogo para hallar una solución que permita mantener la superficie de las terrazas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies