Hoteleros advierten de que peligran 2.500 empleos si no se resuelven los viajes de Imserso

Playa Norte de Peñíscola con el Castillo al fondo
AYUNTAMIENTO
Actualizado 22/09/2015 15:31:59 CET

   VALENCIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Federación Hotelera de la Comunitat Valenciana, Luis Martí, ha advertido este martes de que de no resolverse con "cierta rapidez" la situación generada por la anulación de la adjudicación de la gestión de los viajes del Imserso, "como mínimo" se podrían "destruir" más de 2.500 puestos de trabajos en la Comunitat. "No solo en Benidorm, sino también en ciudades como Peñíscola o Gandia", ha indicado.

   Así lo ha indicado Martí a los medios de comunicación tras presentar los resultados de la temporada turística estival en la Comunitat, acompañado por el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, al ser cuestionado por el impacto que supondrá para el sector la decisión del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales de anular la adjudicación de la gestión de los viajes del Imserso.

   Martí ha indicado que "no acaba de entender" cómo un programa de estas características con un concurso público, con diez años de ejecución y que "ya va rodado", "se hayan detectado deficiencias de carácter administrativo" porque son los mismos funcionarios quienes hacen el plan. "No entiendo ahora cómo a estas alturas a finales de septiembre estamos sin el plan", ha reprobado.

   Por otro lado, ha apuntado que el programa de turismo social de la Comunitat está funcionando "con normalidad", el de la Diputación de Castellón "ha empezado a rodar en tiempo y forma" mientras que el de la corporación provincial de Valencia está "parado y en tramitación" a la espera de una reunión con el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, para mantener su continuidad.

DOBLE FUNCIÓN

   El presidente de los Hoteleros ha recalcado que los programas del Imserso cumplen una doble función: permiten acceder al turismo a personas que no se podrían pagar unas vacaciones y mantiene plantillas después de la época estival. En este sentido, ha remarcado que dentro del sector hotelero hay detractores y partidarios del programa porque los precios son "muy bajos y ajustados" pero "los efectos inducidos son mucho mayores" y algunos destinos como Gandia Peñíscola o Benidorm "los necesitan".

   Por su parte, Colomer ha admitido que cuando conoció la noticia lo primero que hizo fue ponerse en contacto con hoteleros y a disposición del sector porque, según ha indicado, se trata de programas que se basan en el "altruismo" porque al sector hotelero "no le supone espacios de ganancia suculentos".

   "Es cierto que tiene la virtud de que permite mantener infraestructura e instalaciones generar plantilla y estabilizarla sobre la base de escasísimo margen de negocio que tienen hoteleros", ha sostenido.

   Por ello, ha advertido: "cuidado con la tramitación que desde el Imserso se ha hecho porque está frustando las expectativas del sector, de los destinatarios y de puestos de trabajo que estan en riesgo".