Igualdad supervisará los centros de acogida con criterios "más humanos" y entrevistas a niños

Oltra en la presentación del Plan
GVA
Actualizado 07/05/2017 15:09:52 CET

VALÈNCIA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha elaborado una nueva instrucción para la supervisión de los centros residenciales de protección de la infancia y la adolescencia, un protocolo que, en palabras de la vicepresidenta, Mónica Oltra, pretende "establecer unos criterios homogéneos y más humanos" y que incluirá la realización de entrevistas a los niños que viven en ellos.

Oltra ha indicado que esta nueva instrucción permitirá mejorar la calidad asistencial y prestar asesoramiento técnico cuando sea necesario. Así, se ha fijado que las visitas a los centros de acogida tendrá una periodicidad semestral y que en cuanto a la protección de niños y adolescentes con problemas de conducta, se reducirá a cada tres meses, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La titular de Igualdad ha señalado que el anterior Consell había dejado el servicio de inspección "reducido a la mínima expresión", y que en los últimos 20 años se ha estado incumpliendo la ley que regula el sistema de servicios sociales en la Comunitat, que marca que debe haber un inspector por cada 250.000 habitantes, "lo que impedía hacer un seguimiento de la gestión y el estado en el que se encontraban los distintos centros".

En este sentido, ha afirmado que los presupuestos de la Conselleria para este año incluyen el crédito necesario para la dotación de diez puestos más en el servicio de acreditación e inspección de centros y servicios, incrementando la plantilla a 20 y cumpliendo con la ratio establecida por ley.

ENTREVISTAS Y DOSSIER INDIVIDUAL

Oltra ha detallado que, con la nueva instrucción, en las visitas los inspectores, además de centrarse en las condiciones de las instalaciones, habitabilidad, equipamiento y medios de protección existentes en el centro, realizarán entrevistas a todos los niños y adolescentes y se comprobará la existencia de un dossier individual para cada uno.

Este dossier individual, según la vicepresidenta, deberá contener la documentación administrativa, escolar, sanitaria y el plan de protección y la implantación del Programa de Intervención Individualizado junto con los documentos previstos para su elaboración.

ATENCIÓN CONTINUADA

El objetivo de la nueva instrucción, ha incidido, es "garantizar la mayor calidad en las actuaciones que se ofrecen a los niños, niñas y adolescentes y sus familias y dar una atención rápida y continuada en su protección".

Asimismo, el protocolo elaborado permitirá establecer mecanismos "ágiles y coordinados" de trasvase de información, que aseguren la continuación con el seguimiento, apoyo e intervención, "procurando así una atención continuada de los niños, niñas y adolescentes".

La consellera de Igualdad ha asegurado que el Ejecutivo "tiene entre sus prioridades gobernar para las personas", lo que supone "construir un sistema para el cumplimiento efectivo de los derechos sociales de la infancia y adolescencia". Por ello, la Conselleria hace de la calidad "una máxima que debe prevalecer sobre cuestiones económicas".

CAMBIO EN EL SISTEMA DE FINANCIACIÓN

Mónica Oltra ha incidido en que "con este cambio de modelo se ha aprovechado para equilibrar el sistema de financiación de los centros, lo que implica acabar con la diferenciación que existía entre los centros subvencionados y los que funcionaban con conciertos, e igualarlos con los criterios de calidad", que a su juicio deben ser "determinantes" a la hora de destinar fondos a los centros.

Así, se ha aprobado una orden que establece criterios "objetivos" para la concesión de estas subvenciones, entre los que se encuentran la valoración de cláusulas sociales, que la entidad cuente con un plan de igualdad de hombres y mujeres y contemple la contratación, temporal o indefinida, de jóvenes que hubieran estado en situación de riesgo o desamparo durante su minoría de edad.

De igual modo, se ha evaluado la adecuación de las actividades a la tipología del centro y la calidad del proyecto de actuación presentado, valorando cuestiones metodológicas del proceso de intervención y del contenido del proyecto psicosocioeducativo planteado, como la existencia de proyectos de carácter innovador o aquellos que vayan dirigidos a colectivos específicos de menores con mayor riesgo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies