El Impiva financia un sistema que reduce un 50 por ciento el tiempo de carga de las baterías de vehículos eléctricos

Actualizado 03/06/2006 16:39:30 CET

VALENCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de la Pequeña y Mediana Industria Valenciana (Impiva) financió un "revolucionario sistema" que reduce a más de la mitad el tiempo normal de carga de las baterías de vehículos eléctricos, por lo que, este cargador, permite completar la carga de dichas baterías en tres horas y media frente a las más de siete horas de media que actualmente tardan los cargadores que se comercializan en el mercado, según fuentes de la Generalitat.

Según las mismas fuentes, el Impiva aportó más de 20.000 euros para el desarrollo de este sistema dentro de su Programa de Investigación y Desarrollo Tecnológico, mientras que el total de la inversión, que también contó con la colaboración de la empresa valenciana Quick Energy, y del Instituto de Tecnología Eléctrica (ITE), fue de 50.420 euros.

Las características del equipo permiten que la carga sea "altamente efectiva", sin provocar calentamientos excesivos en la batería lo que puede resultar perjudicial para su durabilidad.

Asímismo, el cargador, según explicaron, lleva incorporado un sistema de gestión de la información y de interacción operario-cargador de baterías, que permite conocer en todo momento la forma de carga de la batería la fecha de su última carga, el porcentaje de uso de la misma así como el número de cargas efectuadas.

En este sentido, añadieron que "esto evita a las empresas disponer de un parque de baterías tan amplio como el que tienen hoy en día", lo que conlleva, a su juicio, "un aprovechamiento más eficiente de la energía y una menor producción de residuos".

En un futuro próximo se espera que el cargador tenga otras aplicaciones, concretamente en el campo de las energías renovables. Se espera que se pueda utilizar en la energía eólica, con la finalidad de almacenar en grandes acumuladores la energía producida por aerogeneradores eléctricos, cuando la producción sea mayor que el consumo.

El director general del Impiva, Fernando Vidal, resaltó el carácter "innovador y práctico" de esta iniciativa "que ayudará a disminuir el impacto ambiental que genera en las ciudades el transporte".

Para el titular del Instituto, esta iniciativa "responde a la voluntad de la conselleria de Empresa de apoyar actividades de alto valor tecnológico que aporte importantes ventajas económicas a las empresas mejorando al mismo tiempo su posición competitiva".