Incautadas en Valencia 2,3 toneladas de hoja y 'strip' de tabaco de contrabando listo para su venta por internet

Operación Maritsa contra el contrabando de tabaco
AGENCIA TRIBUTARIA
Publicado 03/07/2017 10:38:03CET

VALÈNCIA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una operación conjunta de Agencia Tributaria y la Guardia Civil ha permitido intervenir en Valencia 2,3 toneladas de hoja y 'strip' de tabaco de contrabando listo para su venta por internet en toda España y desarticular al grupo responsable de los hechos, con tres de sus integrantes detenidos, entre ellos el considerado cabecilla.

Según ha informado la Agencia Tributaria en un comunicado, el tabaco se traía en camiones desde Bulgaria, donde residía el presunto cabecilla del grupo y se vendía por internet. Para disimular la actividad comercial ilegal, la organización advertía de que el tabaco no era apto para el consumo humano, pero en el detalle del producto informaba al consumidor sobre su sabor y mezclas posibles.

Aprovechando la presencia del líder del grupo contrabandista en Gandia (Valencia), propietario a su vez de la empresa investigada y residente habitual en Bulgaria, se activó la fase final de la denominada operación 'Maritsa', en la que se detuvo a los tres presuntos integrantes de la organización y se intervino el tabaco en hoja y 'strip' (trozos pequeños de las hojas del tabaco, obtenidos después de retirar las fibras).

En el marco de la operación, se han registrado diversos inmuebles, bloqueado 55.000 euros en cuentas bancarias asociadas al grupo criminal y se ha intervenido abundante documentación y dispositivos de almacenamiento informático, material relacionado con la contabilidad y anotaciones sobre la venta del tabaco.

La operación 'Maritsa' se inició hace meses con una investigación por la supuesta comisión de delitos de contrabando y contra la Hacienda Pública mediante la venta online de tabaco a través de una firma comercial. La página web investigada ofrecía numerosas variedades de tabaco, "muy semejantes" a las marcas legales de venta comercial.

DECLARADA COMO COMERCIO DE CEREALES

Incluso, se ofrecían "importantes descuentos" cuanto mayor fuese el pedido y con un servicio de reparto a cualquier parte de territorio nacional. La firma comercial estaba inscrita en el registro mercantil y la actividad declarada era la de comercio al por mayor de cereales, plantas, abonos y animales.

En la página web, para disimular la ilegalidad de su actividad comercial, advertía a los consumidores de que los productos en venta "no eran aptos para el consumo humano pero, al mismo tiempo, al ofrecer al comprador información detallada de cada producto, hacía referencia a cualidades y características del tabaco como su sabor, cantidad de azúcar y las mezclas posibles, además de otras como su color, olor, intensidad, nicotina, procedencia y tipo de corte".

TRANSPORTE INTERNACIONAL DE MERCANCÍAS

Las investigaciones para aclarar el entorno de la empresa y su actividad económica permitieron conocer la procedencia del tabaco, Bulgaria, y que llegaba a España en cajas de 150 y 200 kilos a bordo de camiones de transporte internacional de mercancías.

El tabaco se cargaba en una fábrica legal de venta de hoja de tabaco búlgara y, a la llegada a España, se descargaba en un almacén de logística situado en el municipio de Oliva (Valencia), donde inicialmente quedaban almacenadas hasta su traslado a las instalaciones de la empresa investigada.

Posteriormente, el tabaco se distribuía a la clientela bajo pedido a través de una empresa de transporte urgente de paquetería por todo el territorio nacional. Todo este proceso era tutelado y dirigido por el cabecilla de la organización contrabandista.

El consumidor únicamente tenía que realizar una sencilla operación manual de picado final del tabaco para la elaboración de cigarrillos o para fumar en pipa. La actividad ahora denunciada en los juzgados, además de constituir un presunto delito de contrabando, también supondría otro contra la Hacienda Pública.

El tabaco está sometido a un impuesto especial, que en este caso, por las características del que ha sido aprehendido, sería de 22 euros por kilo de producto. Se está investigando todas las operaciones de la empresa para determinar posibles envíos anteriores.

La operación ha sido llevada a cabo por funcionarios de la Agencia Estatal de Administración Tributaria del Área Regional de Vigilancia Aduanera de Valencia, y del equipo de Policía Judicial de Gandia adscrito a la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Gandia, que dirige la causa, ha resuelto que dos de los detenidos ingresen en prisión provisional (el líder del grupo y el encargado de la empresa en España), mientras que el tercero ha quedado en libertad con cargos, según la misma fuente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies