Un informe de Hosbec avisa que Airbnb comercializa en València más plazas que las plazas hoteleras existentes

Presentación Hosbec Valencia
HOSBEC
Publicado 27/03/2018 14:00:07CET

Denuncia la "hotelización de la vivienda" de forma ilegal y exige a las administraciones que "se mojen" para abordar el problema

VALENCIA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La patronal hotelera de Hosbec ha avanzado este martes el contenido de un informe que presentará la próxima semana en el que se advierte de que la plataforma de alquiler de apartamentos Airbnb ha subido de forma exponencial en los últimos tres años hasta el punto de que "en la ciudad de València comercializa más plazas que las plazas hoteleras existentes".

Así lo ha asegurado la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, durante la presentación de Hosbec Valencia, junto al presidente de la patronal, Antonio Mayor, y los responsables en la ciudad de la asociación, Alberto Galloso y Carolina Satorre.

Montes ha explicado que "no es un fenómeno de apartamentos turísticos sino de hotelización de las viviendas" y ha querido dejar claro que desde Hosbec no se niegan al apartamento turístico, al alquiler para un período largo o vacacional, algo que ha existido "toda la vida". "El sol y playa era el ejemplo", ha recordado "pero esto se ha transformado en la hotelización pura y dura de las viviendas y donde antes tenía que residir una persona ahora hay un hotel encubierto", ha advertido.

Según Montes, "en muchos casos --esta vivienda-- ni siquiera tiene regularizada su situación, no tiene licencia de actividad pero comercializa una noche en un portal de Internet igual que un hotel" y esta oferta de alojamiento ilegal en viviendas "está haciendo mucho daño" al sector hotelero.

MÁS DEL 50% TIENE VARIAS PROPIEDADES EN EL SISTEMA

Los datos recogidos en el informe sobre Airbnb "avalan nuestra teoría", ha apuntado, ya que señalan que "el 80% de la comercialización que se hace es de tipo profesional. No es una actividad residual para completar ingresos como intentan hacer ver estas plataformas, es puro negocio".

Tanto es así que "más del 50% --de las personas que ofertan apartamentos en la plataforma-- tiene más de una propiedad en el sistema", ha subrayado.

Para Montes se trata de una "actividad empresarial pura y dura", por lo que pide "que se trate como tal y estén sujetos a las mismas exigencias que los establecimientos hoteleros". En este sentido, defiende que estén sujetos a IVA e IRPF al igual que los establecimientos hoteleros y cumplan con las exigencias en materia de seguridad.

Montes ha remarcado que "la explosión de alojamiento ilegal ha coincidido con una época de expansión del sector turístico y quizá por eso se están disfrazando algo los efectos, pero el día que las cosas no vayan tan bien veremos realmente las orejas a este lobo y todos los esfuerzos serán pocos para intentar controlar este tipo de actividad ilegal que consume muchos recursos y no aporta casi nada por ejemplo a una ciudad como València".

ADMINISTRACIÓN LOCAL Y ESTATAL: LOS DEBERES POR HACER

Para combatir este fenómeno, Nuria Montes ha instado a estar "absolutamente unidos" y ha señalado que "todas las administraciones tienen responsabilidades en ello".

En cuanto a la administración autonómica ha resaltado que "es la primera que ha hecho sus deberes en sus competencias": ha elevado las sanciones para todo aquel que se comercialice sin tener la autorización vigente y ha implicado a los portales de Internet como corresponsables de esta sanción y corresponsables de que solo se comercialice la oferta que tenga licencia, ha celebrado.

Por el contrario ha recriminado a tanto a la administración estatal, sobretodo tributaria, como a la local que "todavía no han terminado de hacer sus deberes", aunque la estatal ha anunciado medidas de carácter tributario en cuanto a la necesidad de comunicar los nombres de propietarios de alquileres.

En su opinión, "la administración locale se tiene que mojar en cuanto a qué tipo de ciudad quieren: que en cada edificio pueda existir un hotel encubierto o establecer una ciudad ordenada donde no haya distorsiones para que la gente que viene a trabajar encuentre una vivienda digna para alquilar y que no se incrementen de manera artificial los precios.

En este punto ha instado a que "se determinen zonas" donde se prohíbe este tipo de actividad. Esto que es un negocio, hay que determinar dónde se puede hacer y dónde no se puede hacer".

En cualquier caso, ha reconocido que se trata de un "fenómeno en el que no hay diferencias entre ciudades ni países, el mismo problema que existe en València lo tiene Benidorm, Nueva York, Chicago, Amsterdam, París, Madrid o Barcelona, es un fenómeno global".

"TSUNAMI PARA LOS BARRIOS RESIDENCIALES"

El presidente de Hosbec, Antonio Mayor, ha incidido en que los apartamentos ilegales son un "tsunami" que llega a "barrios residenciales normales" y crea problemas". "La turismofobia viene de ahí, del turista adentrado en edificios residenciales normales, ahí viene el choque entre turistas y residentes".

Para Mayor, es un tema a trabajar en el que "las administraciones deben cumplir con su cometido". A su entender es "fácil aflorar la economía sumergida, rastrearla y poner en evidencia si no tiene la licencia oportuna". "Es fácil de hacer pero no se está haciendo por todas las administraciones que tienen que hacerlo", ha señalado.

En la misma línea, Alberto Galloso ha subrayado que "la turismofobia no es hotelera, es de apartamentos ilegales" y ha lamentado que la administración a veces pone "a todos en el mismo saco".

"MEDIDAS EJEMPLARIZANTES" EN MATERIA DE SEGURIDAD

Además, la patronal hotelera ha solicitado una reunión con el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, y con la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil para establecer "medidas ejemplarizantes de sanción ante quien aloje en estas viviendas a personas y no comunique sus datos a los centros de procesos de datos de Policía y Guardia Civil, tal y como sí están obligados todos los hoteleros diariamente.

"Estos apartamentos tienen la misma obligación y los están incumpliendo en un 90%", ha asegurado Nuria Montes. "Cuando la seguridad está en juego pocos los esfuerzos que se hagan para que cumplan esta obligación", ha sentenciado.