Intersindical llama a participar en la protesta del 25 de febrero contra las "políticas antisociales" del Gobierno

Actualizado 19/02/2017 10:41:18 CET

VALÈNCIA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Intersindical Valenciana ha hecho un llamamiento a la ciudadanía y a las organizaciones sociales y sindicales a participar en la movilización convocada por las Marchas de la Dignidad para el próximo sábado 25 de febrero en València y Alicante contra las "políticas antisociales del Gobierno central".

La protesta está convocada a nivel estatal por las Marchas de la Dignidad, un "espacio unitario" que agrupa a decenas de entidades y activistas sociales, y se llevará a cabo de forma descentralizada en varias ciudades de España con el objetivo de "defender el sistema público de pensiones y los servicios públicos" y contra la pobreza energética y las "políticas antisociales" del Ejecutivo, según ha informado el sindicato en un comunicado.

En la Comunitat se han convocado manifestaciones en las ciudades de València (Plaza de San Agustí, a las 12 horas) y Alicante (Auditorio de la Diputación, Paseo Campoamor s/n, a las 19 horas).

Desde Intersindical han destacado que "hace falta una movilización social y sindical sostenida en el tiempo para hacer frente a las políticas que está aplicando el Gobierno español contra los trabajadores, el conjunto de la ciudadanía y contra los derechos y prestaciones sociales que tanto de esfuerzo y luchas nos ha costado conseguir".

Por ello, han considerado "necesaria y oportuna" la convocatoria de las Marchas de la Dignidad para "volver a salir a la calle", una movilización "para exigir nuestros derechos y para mostrar la solidaridad con todas las personas y colectivos que luchan por una vida con dignidad".

La entidad ha recalcado el "carácter unitario y combativo" de la convocatoria, una protesta "hecha desde la base, por decenas de entidades sociales y sindicales, más allá de los protagonismos estériles y que rechaza la concertación social, practicada por el gobierno, la patronal y los sindicatos UGT y CCOO, que tanto de mal ha hecho a las trabajadoras y trabajadores".

PENSIÓN MÍNIMA DE 1.080 EUROS

La movilización del 25 de febrero hace hincapié en la defensa del sistema público de pensiones que "está siendo atacado por los poderes económicos y políticos para hacer de las pensiones un negocio", han denunciado desde la organización.

Frente a esta situación, han defendido "una pensión mínima de 1.080 euros al mes y por 14 pagas" y que este derecho "esté garantizado por los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que su revalorización sea automática anualmente para que no se pierda poder adquisitivo".

En la misma línea, Intersindical ha exigido "la derogación de las reformas de las pensiones acordada por el PSOE, UGT, CCOO y la Patronal al 2011 y la reforma impuesta por el PP al 2013", al tiempo que ha puesto de relieve la "necesidad" de oponerse a los tratados internacionales como el CETA, TTIP o TISA.

Estos acuerdos, según la formación, "serán muy perjudiciales para los derechos de la clase trabajadora y de la economía valenciana". También han pedido "la necesaria reforma del artículo 135 de la Constitución y la oposición a los objetivos de déficit impuestos por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que dan prioridad al pago de la deuda a los especuladores internacionales antes de que a las necesidades reales de la población", han proseguido.

Finalmente, desde la Intersindical Valenciana han insistido en la importancia de "potenciar los espacios de trabajo unitario", como por ejemplo las Marchas de la Dignidad, para "frenar las políticas neoliberales y conseguir avanzar en el camino de la recuperación de los derechos sociales, laborales, económicos y nacionales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies