Investigan nuevos bioplásticos para el sector ferroviario y envasado de zumo a partir de residuos

Investigadora de Aimplas
AIMPLAS
Publicado 12/05/2017 10:44:06CET

VALÈNCIA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Un proyecto desarrollado por la Universitat Politècnica de València (UPV), el instituto tecnológico AIMPLAS y varias empresas, denominado Miplascoe y subvencionado en el programa Innterconecta 2016, pretende producir biopoliésteres por vía fermentativa a partir de residuos de la industria productora de zumo de naranja para la fabricación de elementos para la industria ferroviaria y botellas para el envasado del propio zumo.

Según ha informado el instituto tecnológico en un comunicado, España es el quinto país productor de naranjas y zumos del mundo y el primero dentro de la Unión Europea. Una gran parte de esta actividad se concentra en la Comunitat Valenciana, donde se producen tres millones de toneladas anuales de cítricos, aproximadamente el 60% de la producción nacional.

En Andalucía, la actividad citrícola también es muy relevante, ya que es el tercer sector agrario más importante de la región con una superficie dedicada de 62.000 hectáreas, tras un incremento de más del 70% en las últimas décadas.

Esta importante actividad productiva del sector de los zumos de naranja también genera un volumen considerable de residuos, concretamente 1,2 millones de toneladas anuales, de forma relativamente concentrada. Estos residuos se destinan fundamentalmente a la fabricación de pellets para alimentación animal o se depositan en vertederos.

La primera de las soluciones es costosa desde el punto de vista energético a escala industrial, y en ambos casos generan ciertos problemas para el medio ambiente.

Para dar salida a todas estas cantidades de residuos en forma de productos con mayor valor añadido, las empresas J. García Carrión, Agrocode, Canagrosa, Plastipak, Lisanplast y AZVI junto a la Universidad de Sevilla, la UPV y AIMPLAS han lanzado este proyecto.

Se centra en la valorización de estos residuos a través de la extracción de diferentes monómeros mediante fermentación microbiana y la síntesis de biopoliésteres, que tras una modificación posterior se espera dotar de las propiedades adecuadas para su utilización en la extrusión de perfiles y para la producción de botellas mediante inyección-soplado.

El desarrollo del proyecto (julio 2016- diciembre 2018) se enmarca dentro de las políticas de la Unión Europea en relación a empleo verde y economía circular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies