Iturriaga asegura que CaixaBank tiene voluntad de mantener la marca Banco de Valencia mínimo en la provincia de Valencia

 

Iturriaga asegura que CaixaBank tiene voluntad de mantener la marca Banco de Valencia mínimo en la provincia de Valencia

Iturriaga preside la junta general de accionistas de Banco de Valencia.
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 19:59:50 CET

Accionistas exigen depurar responsabilidades por la "práctica defunción" de la entidad y reclaman un canje "generoso" de títulos

VALENCIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de Banco de Valencia, José Antonio Iturriaga, ha asegurado este jueves que CaixaBank tiene "una voluntad bastante firme y cierta de mantener la marca Banco de Valencia", en un formato que desconoce, "al menos en la ciudad y en la provincia de Valencia".

Así lo ha señalado en el transcurso de la junta general de accionistas de la entidad, que se ha prolongado durante cerca de cuatro horas y en la que en torno a una veintena de accionistas ha tomado la palabra para exigir la depuración de responsabilidades por la "práctica defunción" de la entidad y un canje "generoso" de títulos y "sensibilidad" hacia los "clientes históricos" por parte de CaixaBank, a quien también reclaman el mantenimiento de esa marca.

En la réplica a las sucesivas intervenciones con esas premisas como denominador común, Iturriaga se ha mostrado convencido de que la entidad catalana "será sensible a los intereses de los pequeños accionistas". "Así se lo trasladaré", ha garantizado a los clientes de la centenaria entidad, a quienes ha asegurado que comparte su "decepción" y "tristeza" por lo sucedido, pero que los pasos dados por la administración provisional nombrada por el FROB eran "la única solución para una entidad inviable" como el Banco de Valencia.

Entre las peticiones formuladas a CaixaBank, destaca la realizada por el escritor Ferran Torrent, quien reclama a sus responsables que hagan de Banco de Valencia "una referencia para los valencianos", en su mayoría "personas decentes y trabajadoras". Así, ha solicitado "un trato cultural a la altura de este pueblo" a la entidad catalana, de la que ha dicho que "siempre se ha distinguido por su mecenazgo cultural. "Espero que mantengan el mismo interés", ha recalcado.

Como muestra de la sensibilidad de la administración provisional "con la quita aplicada a los obligacionistas minoristas", ha anunciado que se reunirán con todos y cada uno de los particulares afectados para conocer el impacto sufrido y elaborar un "informe profundo" y que el nuevo consejo tome las medidas que crea oportunas.

Iturriaga ha defendido la actuación del FROB y ha recalcado que su junta rectora se decantó por CaixaBank porque era "la mejor oferta recibida", aunque admite que "resulta complicado" de entender al haber sido adjudicada por un euro. Al respecto, ha explicado que un análisis pormenorizado de todas las ofertas presentadas dio como resultado que era "la que menos coste representa al erario público" y, además, permitía garantizar los depósitos de los clientes.

"ME DUELE BASTANTE VALENCIA"

En respuesta al expresidente del Valencia Jaume Ortí, ha constatado la "necesidad de aprender de los errores del pasado", al tiempo que ha compartido su "sentir y dolor por esta comunidad". "A mí me duele bastante Valencia", ha aseverado Iturriaga, a quien han llegado a reprochar que ha sido "como Atila" para esta autonomía.

La actuación de los antiguos gestores ha concentrado buena parte de las críticas vertidas por accionistas como el torero Vicente Barrera, quien ha achacado la "muerte y entierro" de la que ha sido "santo y seña" de la actividad de la Comunitat a la "ineptitud y ausencia de principios y vergüenza de una serie de gestores que saquearon impunamente el banco, sin olvidar la responsabilidad política de los que nos dirigen, por acción o omisión", ha recalcado.

Ante esa y otras intervenciones en la misma línea, Iturriaga ha reivindicado que han llegado hasta donde podían llegar y que, en todo momento, han seguido el protocolo de someter a la valoración de expertos jurídicos las "cosas que no parecían razonables" detectadas en la entidad, pese a que su función era gestionar, no investigar.

"EL FROB NO ESTÁ MANIPULADO POR NADIE"

"Lo que tenga que ser, será, hay querellas en curso y hay que esperar el resultado", ha zanjado el representante del FROB, quien sostiene que este organismo "no está manipulado por nadie".

"No hemos hecho otra cosa que dedicarnos a intentar sacar este banco adelante". "Hemos dado todo lo que sabíamos y todo nuestro tiempo, incluso hasta alguna de nuestras constantes vitales", ha aseverado Iturriaga, quien ha matizado que "otra cosa es si el resultado" de los esfuerzos realizados les "satisface" y, a modo de ejemplo, ha aludido a la dificultad de comunicar el fallecimiento de un paciente, a sus familiares, tras operarle "a corazón abierto".

Ante numerosas preguntas sobre operaciones concretas efectuadas por el equipo liderado por Iturriaga, éste ha declinado "entrar a valorar cada operación" y ha defendido que todas se realizaron "en cumplimiento estricto de la legalidad, en defensa de los intereses del banco y de forma que ocasionasen el menor perjuicio al banco", y se enmarcan en el proceso de resolución necesario "para evitar su liquidación, dada su condición de entidad no viable".

También ha sido tajante ante las críticas hacia su papel en ese período: "El señor Iturriaga no toma decisiones solo nunca". Así, ha explicado que todas las actuaciones fueron acordadas por la junta de administradores "de manera mancomunada, mínimo de dos en dos" y siempre amparados en la legislación vigente.

NI CHÓFER NI REMUNERACIÓN CON CARGO AL BANCO

En cuanto a si disponía de chófer, tarjeta de crédito y gastos de representación con cargo al banco, Iturriaga ha informado de que la entidad cuenta con "una persona que es conductor, además de bedel y asistente a la dirección, camarero y alguna otra cuestión", que sólo les ha trasladado al AVE en alguna ocasión.

Al respecto, ha querido dejar claro que a él "le paga el FROB", que todos los gastos de hotel y comidas inherentes a su labor salen de la asignación para estos conceptos incluida en su salario y que ha utilizado "con muchísima mesura" la "visa de representación del banco". Iturriaga, que no percibe "ninguna retribución en Banco de Valencia", ha negado que haya efectuado reformas por importe de 120.000 euros en su despacho y, de hecho, ha comentado que ocupa "el mismo" que utilizó en su día el expresidente José Luis Olivas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies