IU pedirá al Gobierno una valoración sobre la retirada de una prótesis a un paciente por no poder pagarla por adelantado

Gaspar Llamazares.
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 14:57:07 CET

VALENCIA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado de IU en el Congreso Gaspar Llamazares pedirá al Gobierno una valoración después de que el Hospital Arnau de Vilanova de Valencia le retirara una prótesis implantada a un paciente por no poder pagarla por adelantado a la empresa propietaria de la misma, según recoge una de las preguntas que ha presentado por escrito al Congreso.

Llamazares preguntará además al Gobierno si piensa tomar alguna medida que obligue a los establecimientos hospitalarios a informar a los pacientes, "previamente a la prestación del servicio", sobre las condiciones de pago de la intervención.

El diputado también cuestionará si el Gobierno ve "normal" que una empresa privada "entre en un hospital como Pedro por su casa" para cobrar una prótesis a un paciente recién operado.

UNA PRÓTESIS DE 152 EUROS

Estas preguntas parlamentarias surgen a raíz de lo que sucedió en Valencia cuando una ortopedia retiró la prótesis externa a un paciente operado de la rodilla en el Hospital Arnau de Vilanova por no poder pagar los 152 euros que vale, según criticó el padre del joven, de 23 años y vecino de Llíria.

Fuentes de la Conselleria de Sanitat han explicado que los productos ortopédicos están sometidos a copago en función de la renta del enfermo y que, en este caso concreto, la aportación del paciente correspondía a 30 euros, ya que los 122 euros restantes los abonaría la Generalitat posteriormente.

José, el padre de Adrián, el paciente, ha explicado a Europa Press que el joven, de 23 años, ingresó en el Arnau de Vilanova el lunes por la tarde y el martes le operaron de la rodilla derecha, por una caída que sufrió cuando tenía 14 años y de la que se resentía.

Tras la intervención quirúrgica, un médico informó a la madre del joven que tendría que pagar la prótesis, pero la mujer le respondió que, debido a la situación económica que vive la familia, no podía hacer frente al pago.

Dos días más tarde, el jueves, la trabajadora de una ortopedia acudió a la habitación, donde explicó al paciente que debía abonar 152 euros. Éste, según ha señalado su padre, dijo que podría pagarlo más adelante, pero la empleada aseguró que, como máximo, tendría que pagarlo en una semana.

Gaspar Llamazares también preguntará al Gobierno si piensa convocar una reunión del Consejo Interterritorial de Salud para coordinar la atención sanitaria, en particular, a pacientes de los colectivos más vulnerables. Además de si piensa derogar el Real Decreto-Ley 16/2012 "para evitar situaciones como la descrita".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies