El IVAM excava en su historia con una exposición que recupera las huellas de sus casi 30 años

Patricia Gómez y Mª Jesús González presentan 'Hasta cota de afección' en el IVAM
IVAM
Actualizado 20/06/2018 19:27:34 CET

VALÈNCIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las artistas valencianas Patricia Gómez y María Jesús González han llevado a la galería 6 del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) a un "estado de ruina" con el proyecto expositivo 'Hasta cota de afección', una exposición conjunta que busca "excavar" en la historia del museo e identificar sus distintas épocas desde su nacimiento en 1989 hasta la actualidad a través de métodos arqueológicos.

La muestra, que estará abierta al público desde el 21 de junio hasta el 7 de octubre en el IVAM, ha sido presentada este miércoles por sus dos creadoras, que han estado acompañadas de la comisaria, Sandra Moros, y el director del museo, José Miguel G. Cortés.

'Hasta cota de afección' es una exposición conjunta pero "claramente diferenciada", con una excavación arqueológica en las paredes de la planta baja de la galería para "dejar visible lo que estaba oculto", es decir, los restos materiales y físicos de las muestras que han pasado por la sala desde el origen del museo, ha explicado Gómez.

Cada una de las cuatro paredes de la sala muestra, en "divisiones unitarias", los colores de las exposiciones que ha acogido la galería en sus 29 años de existencia, ya que emplearon una capa de cada pared para hacer una "fotografía al microscopio", donde vieron que no se repetían todos los colores por igual en las cuatro paredes.

Al retirar esa primera capa y analizarla, descubrieron que la "cota de aflicción" --término arqueológico que indica hasta qué punto se puede llegar a excavar y que ha dado nombre al proyecto-- de la sala estaba entre ocho milímetros y un centímetro, que es lo que han "acumulado" durante 29 años las paredes, ha explicado González.

"El tamaño del estratificado de cada color corresponde a cada una de las exposiciones que se han dado y es proporcional al tamaño que ocupaba físicamente en ese estrato que llevamos a analizar al microscopio", ha indicado.

La excavación arqueológica con los diferentes estratos "visible", con diferentes colores y texturas de las 69 exposiciones y 20 estratos que han pasado por la sala, se convierte en el "vehículo perfecto" para materializar el tiempo pasado y la memoria dejando visibles las "huellas" del pasado.

Asimismo, en el suelo de la sala permanecen apilados los restos de las capas excavadas, que dejaron como parte del proyecto porque, según ha señalado Gómez, cuentan "muy bien" el tiempo, con una acumulación mayor de cemento en 1989, ya que se han tenido que levantar "más capas".

DIFERENTES ÉPOCAS

Para la comisaria de la muestra, la sala inferior se ha convertido en una "excavación arqueológica", con sus "diferentes colores y texturas", dejando visible las "huellas del tiempo pasado"; mientras que en la segunda planta se pueden identificar "claramente" las diferentes épocas: "Hay que entender cómo ha evolucionado el mundo del arte, la manera en que trabajaban los museos. Evidentemente tiene que ver con el contexto histórico y económico de cada momento determinado", ha señalado.

MEMORIA DE LAS EXPOSICIONES

El proyecto avanza en la segunda planta, donde las artistas han adoptado la Matriz Harris, una metodología de trabajo usada en arqueología para representar las relaciones estratigráficas que se van identificando en un yacimiento arqueológico, con el fin de organizar los documentos que les han servido para profundizar en la memoria de las exposiciones organizadas en la Galería 6: correos electrónicos, facturas, cartas o notas de prensa.

"Esas secuencias pueden leerse de forma horizontal o vertical. La línea horizontal comienza en 1986 con las escrituras de donación de la colección de Ignacio Pinazo al IVAM y llega hasta el año 2018, con la muestra más reciente realizada por el artista Federico Guzmán. La línea vertical recopila documentación de cada una de las 69 exposiciones que ha acogido la Galería 6", ha explicado Gómez sobre la metodología de trabajo.

En el proceso de creación las artistas también han destacado las diferentes conversaciones que han mantenido con el personal del IVAM para reconstruir un mapa de acciones. "En ese trabajo para hacer visible lo invisible nos hemos llevado sorpresas como descubrir unas pinturas murales que recrean el estudio de Georg Baselitz que se hicieron para un taller didáctico del IVAM", han detallado.

"Nos hemos encontrado que puedes identificar los árboles o formas que genera cada exposición en una época. La de (José Miguel) Cortés la identificas porque son exposiciones que tienen todas su taller, con catálogo importante y un proyecto específico para la sala. En la época de (Consuelo) Ciscar, las exposiciones son muy rápidas en ejecución, en tres y cuatro meses la tenían resuelta. Mientras que en (Juan Manuel)Bonet había mucha más documentación, porque tenían que enviar las cartas con todo bien explicado y las exposiciones empiezan a gestarse cuatro años antes", ha destacado González.

La muestra se enmarca en el contexto de la celebración del 30 aniversario del Institut Valencià d'Art Modern, que tendrá lugar el próximo año. El IVAM ha editado una publicación con textos de la comisaria, Sandra Moros, y de los arqueólogos Agustín Díez Castillo y Juan Salazar Bonet.