El IVIA inicia el proceso de experimentación y comercialización de dos nuevas variedades de mandarino

Actualizado 14/04/2012 14:22:15 CET

VALENCIA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, a través del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), ha iniciado el proceso de experimentación y comercialización de dos nuevas variedades de mandarino obtenidas por los investigadores del centro.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, se trata de dos mandarinas, conocidas como IVIA-592 e IVIA-599, "con unas excelentes propiedades organolépticas y facilidad de pelado, cuyo período de maduración podría permitir su consumo en fresco durante el mes de enero". De esta forma se adelantaría a este mes el periodo de comercialización de las variedades de segunda estación.

En concreto, son dos híbridos triploides obtenidos, en el primer caso mediante polinización abierta del mandarino Fortune, y el otro mediante polinización dirigida entre el mandarino Fortune y el mandarino Kara. En este segundo caso, el fruto presenta unas características "similares" a la variedad comercial Safor, aunque su maduración de produce un mes antes, lo que permitiría "ampliar" la campaña de esta variedad al mes de enero.

Ambos presentan una "elevada resistencia" a las enfermedades y a la alternaria, y se han obtenido como resultado del programa de mejora de variedades del IVIA. Asimismo, carecen de semillas y no poliniza otras variedades ni es polinizada por otras variedades.

Entre otros aspectos, las líneas de investigación han buscado unos árboles con una "buena adaptación" a todo tipo de suelos, resistentes a las enfermedades, nemátodos y hongos del suelo y tolerantes al mayor número de virosis posible, y también que soporten temperaturas bajas.

ORIENTACIÓN ECONÓMICA DEL CULTIVO

Las investigaciones han tenido en cuenta la orientación económica del cultivo, "dando respuesta a la demanda del sector, que requiere variedades injertadas con una rápida entrada en producción, así como la máxima productividad y calidad del fruto en cuanto al tamaño y el contenido en zumo, principalmente".

En la misma línea, "se han buscado conseguir árboles longevos que mantengan su productividad y calidad del fruto durante el mayor tiempo posible y que adelanten la maduración de la fruta".