El jefe de la Policía Local de Santa Pola niega la comisión de "cualquier tipo de irregularidad"

Jefatura de Policía Local de Santa Pola
EUROPA PRESS
Publicado 29/06/2017 18:44:58CET

   ALICANTE, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El jefe de la Policía Local de Santa Pola (Alicante), José Miguel Zaragoza, ha negado "cualquier tipo de irregularidad" en la compra de los uniformes del cuerpo que motivaron este miércoles su detención, por agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF).

   Ha argumentado que su puesta en libertad, que ha sido acordada, demuestra que se carecía de "motivación alguna" y que la detención fue "desproporcionada". "No había prueba o indicio alguno que justificara tan drástica medida", asevera.

   "Siempre desde que tomé posesión mi cargo en la Jefatura de la Policía Local he actuado bajo los principios de la honestidad y la transparencia en mi gestión y desempeño de mis funciones", ha continuado.

   En una comparecencia pública en la propia sede de la Policía Local en Santa Pola, Zaragoza ha acusado al actual equipo de Gobierno de haber presentado la denuncia contra él, y dos agentes más del cuerpo local, y ha tildado de "sorprendente" que, a pesar de ello, se le haya mantenido en esas mismas funciones.

   Zaragoza se ha cuestionado que si se detectaron "anomalías" desde diciembre de 2015 "cómo es posible que esas mismas personas tengan funciones de contratación" y no haya habido "ningún tipo de investigación interna" o se le haya "preguntado, llamado o requerido".

   A su juicio, no ha habido "interés" en esclarecer los hechos y, por ello, ha anunciado que "con el tiempo" presentará "a la opinión pública qué intereses ha habido sobre este asunto" al tiempo que no descarta, una vez esclarecidos los hechos, emprender las acciones legales oportunas "para depurar las responsabilidades en las que hubieran podido incurrir las personas que han instigado esta acusación contra mi persona".

"TREMENDO" PERJUICIO

   El abogado del intendente de la Policía Local de Santa Pola, José Pedro González, ha advertido de "la indefensión" de su cliente porque "no se ha concretado ningún hecho o conducta" sobre los delitos que se le atribuyen.

   En declaraciones a Europa Press, González ha confirmado que el jefe de la policía santapolera fue detenido y puesto en libertad, cuatro horas después, junto a dos agentes más, un exedil y dos empresarios.

   Así, ha subrayado que la causa está secreta , por lo que no se ha concretado "absolutamente nada" y solo se conoce "a nivel abstracto" que se le atribuyen "sin hechos concretos" los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad en documento.

   Ante ello, ha recordado que "existe la figura del investigado no detenido" y ha alegado que para su detención y puesta en libertad cuatro horas después "no hacía falta todo ese movimiento".

   Además, ha recalcado que la puesta en libertad se decretó sin "ningún tipo" de medida restrictiva y a la espera de que sean llamados a declarar por el juez. Y a ese respecto, ha precisado que su cliente está trabajando con normalidad y ha alertado sobre el "tremendo" perjuicio "a la imagen y a la persona".

   "Lo lógico es que, si hay sospechas, se le aparte o se le encomiende a otra persona. Es un disparate más de esta operación que no se ha concretado en ningún hecho", ha zanjado.

EL AYUNTAMIENTO SE PERSONARÁ

   Por su parte, desde el Ayuntamiento de Santa Pola se ha anunciado que se personará en la causa abierta por esas presuntas irregularidades. La Junta de Gobierno ha abordado este jueves la situación y ha anunciado que se personará cuando se levante el secreto de sumario.

   Según ha informado a Europa Press la alcaldesa, Yolanda Seva, el ayuntamiento se personará en el procedimiento cuando se levante el secreto de las actuaciones porque será en ese momento cuando se conozca exactamente los cargos que se imputan al máximo responsable de la Policía Local y, en función de los mismos, se adoptará la medida que se considere más oportuna.

   No obstante, Seva no ha descartado que se puede producir una reestructuración "temporal" del organigrama de la Policía Local de modo que el actual inspector del cuerpo de seguridad se convierta en la cabeza visible del mismo. En cualquier caso, esa posible reestructuración no llegará antes de que se levante el secreto de sumario de las actuaciones.

   "La Policía Local es un cuerpo jerarquizado y en Santa Pola tenemos un Jefe Intendente principal y un inspector, con lo que si tuviésemos que hacer alguna reestructuración el Inspector podría asumir las competencias que le correspondieran", ha afirmado Yolanda Seva que ha incidido en que la investigación "está abierta y no se adoptará ninguna medida hasta conocer con exactitud que cargos se atribuyen al jefe de la Policía Local de Santa Pola".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies