Jornada continua: un 25% de alumnos va a extraescolares por la tarde y baja la asistencia al comedor

Pupitre, escuela, colegio
FLICKR
Publicado 21/02/2017 12:28:30CET

VALÈNCIA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Solo un 25 por ciento de alumnos de centros que han implantado la jornada escolar continua participa en actividades extraescolares por la tarde y se registra en estos colegios un acusado descenso en la asistencia al comedor, que llega hasta una bajada del 30 por ciento. Además, se produce un descenso no concluyente de los resultados académicos en las evaluaciones diagnósticas y un mínimo repunte en las solicitudes de matriculación.

Estas son las principales conclusiones que extrae la publicación especializada 'Magisterio' a partir de los datos del Informe sobre 'Jornada Escolar' del curso 2015-2016 realizado por la Conselleria de Educación, con el que la administración evaluó el programa experimental iniciado en el curso 2013-2014 en centros valencianos.

El programa experimental lo autorizó el anterior equipo del PP de la Conselleria de Educación en nueve centros en el curso 2013-14, y se extendió a 22 centros más el año siguiente. En junio de 2016, tras efectuar "un proceso de evaluación y autoevaluación sobre la dinámica educativa desde varios aspectos", la actual dirección de la Conselleria, que encabeza Vicent Marzà, publicó la normativa valenciana que ha permitido que este curso la apliquen 303 centros y otros 362 la hayan solicitado para el curso que viene.

Según recoge el periódico, en la cuestión de los resultados académicos, el informe señala que "ambos grupos (los primeros nueve centros que aplicaron la continua y los segundos 22 centros que lo hicieron un año más tarde) han mejorado una medida de casi tres décimas respecto a la media de notas desde la implantación de la jornada continua". Aunque, señala el informe, "una mejora de tres décimas tampoco resulta muy significativa".

Diferentes son los resultados en las diagnósticas, aunque tampoco, a juicio de la Conselleria, concluyentes. El estudio reconoce que en la última evaluación realizada, en mayo de 2015, los centros valencianos con jornada continua empeoraron los resultados en las competencias lingüística y matemática.

No obstante, no se encuentra una tendencia clara, en los resultados de las evaluaciones en los últimos cuatro años, además de que las variaciones "tanto en Competencia Matemática como en Competencia en Comunicación Lingüística, son mínimas". Esto lleva a la Administración a señalar que "no hay ninguna relación entre la jornada continua y los resultados en las pruebas diagnósticas".

Más significativa es la incidencia de la jornada continua en el uso del comedor escolar por parte de los alumnos, ya que baja más de un 30% en el grupo de centros que aplicaron la jornada continua a partir del curso 2014-15 y de más del 18% en los del curso 2013-14. Este porcentaje, incide la publicación, "que en la realidad puede ser mayor si se tiene en cuenta, como señala el informe, que a partir del curso 2015-16 el comedor también se abre los meses de septiembre y junio".

Tal y como valoran directores, docentes y familias, "se reduce el número de comensales y, por tanto, la inversión de la Conselleria en becas de comedor".

El informe también cuantifica la participación del alumnado y del profesorado en las actividades extraescolares que el centro estaba obligado a ofertar por la tarde. Según los datos recopilados, solo el 25% de los alumnos participa en las actividades extraescolares.

El dato confirma una tendencia detectada en el curso anterior, 2014-15: en los centros en los que la continua era el primer año de implantación, la participación era del 40%, pero descendía "considerablemente" al segundo año de aplicación de la continua, "ya que las familias encuentran más posibilidades alternativas a la de la estancia en el centro tras las horas lectivas, aprovechando así, para realizar actividades que proporcionan un valor añadido".

Hay que recordar que en este programa experimental sí se permitía, como reconoce el informe, la convivencia de extraescolares de pago y gratuitas en la jornada escolar. La nueva normativa no permite esta opción.

A diferencia del alumnado, la participación del profesorado depende de si en estas actividades intervienen monitores y empresas de servicios. Si es así, su participación tanto en su diseño como en su impartición baja también hasta el 25%, y únicamente cuando no existe este personal es cuando la intervención del profesorado del centro es mayor, entre el 76% y el 100%.

En cuanto a la formación permanente del profesorado, según el informe, "de las respuestas no se desprende que la jornada continua haya tenido repercusión ni en sentido positivo ni en negativo".

Los inspectores también observan que esta jornada en algunos centros "dificulta la comunicación entre el profesorado y las familias", específicamente, del "alumnado de Infantil". De hecho, a la pregunta de si "se ha modificado el Plan de Acción Tutorial en lo que se refiere a la atención a las familias", los inspectores responden negativamente.

La jornada continua también, en algunos centros, genera un problema para los alumnos que hacen uso del transporte escolar y que, por tanto, "no pueden acogerse a la actividad de la tarde".

"IMPACTO POSITIVO" EN EL ABSENTISMO

Otra de las conclusiones habituales sobre la jornada continua es su impacto positivo en el absentismo escolar. En este sentido, según los informes con los que cuenta la Conselleria, la reducción del absentismo, de media, ha sido de un 3%, aunque hayan podido darse casos de reducciones muy significativas, una cuestión que depende de la incidencia de absentismo escolar en cada comunidad educativa.

Por último, el informe, según señalan los directores, no detecta un aumento de deberes en los escolares con jornada continua.

Además, aunque reconoce que en las últimas horas de la mañana los alumnos se muestran más cansados, "es menor que el que se producía en la jornada partida".

Otro de los puntos que destacan estos informes es la mejora de la convivencia escolar, "que tradicionalmente tenían lugar por la tarde y en los comedores" y que generaban "más conductas disruptivas".

No obstante, aunque esta apreciación también la avalan los inspectores en sus evaluaciones, en los informes no se recogen, como establecía el procedimiento de evaluación resuelto por la Conselleria, "información del registre Central de Incidencias" existente en la Comunitat Valenciana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies